Hígado enfermo: 5 alertas que puedes notar en tus manos

El hígado es un órgano que cumple con más de 500 funciones en el cuerpo y cuando se enferma envía ciertas señales que no deberías pasar por alto. Te decimos 5 que puedes notar en tus manos

Si notas que las palmas de tus manos están enrojecidas y no sabes por qué, podría tratarse de un síntoma de enfermedad hepática.

Si notas que las palmas de tus manos están enrojecidas y no sabes por qué, podría tratarse de un síntoma de enfermedad hepática. Crédito: Shutterstock

El hígado es un órgano que cumple con más de 500 funciones en el cuerpo y cuando se enferma envía ciertas señales que no deberías pasar por alto. De hecho, hay 5 alertas que puedes notar en tus manos cuando algo no funciona bien con él.

Se trata de uno de los órganos más grandes e importantes del cuerpo de una persona. Tiene aproximadamente el tamaño de una pelota de fútbol y pesa alrededor de 3 libras en promedio.

Casi toda la sangre del cuerpo de una persona pasa por el hígado. Este órgano se encarga del almacenamiento de nutrientes; eliminar productos de desecho y células desgastadas de la sangre.

Además, se ocupa del filtrado y procesamiento de productos químicos en alimentos, alcohol y medicamentos; y de producir bilis, una solución que ayuda a digerir las grasas y eliminar los productos de desecho.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Definitivamente no estamos conscientes de todas las funciones que el hígado está constantemente haciendo para mantener al cuerpo funcionando. Por eso ante cualquiera de estas 5 alertas que puedes notar en tus manos lo más recomendable es ir al médico.

Palmas enrojecidas

1

Si notas que las palmas de tus manos están enrojecidas y no sabes por qué, podría tratarse de un síntoma de enfermedad hepática.

El eritema palmar o “palmas de hígado” generalmente aparece en la parte inferior de las palmas de las manos, pero puede extenderse hasta los dedos y se debe a la dilatación de los vasos sanguíneos superficiales de las manos debido a una función hepática alterada.

Dedos de palillos

2

Los dedos en palillo de tambor o acropaquias son un ensanchamiento de las puntas de los dedos de las manos (o de los pies) con un cambio del ángulo que forma la uña a su salida.

A menudo son causadas por enfermedades hepáticas o cirrosis, y están relacionadas con el consumo excesivo de alcohol.

Las acropaquias indican peligro para el hígado sobre todo cuando hay ablandamiento de los lechos ungueales, enrojecimiento y calor en los dedos y las uñas curvadas hacia abajo.

“Además de la enfermedad hepática, ir de acropaquias está asociado con la disfunción endocrina, varios tipos de cáncer y el SIDA”, advierte a Best Life! Geeta Yadav, MD, dermatóloga certificada

Temblores

3

Si notas temblores o movimientos espasmódicos involuntarios en las manos pueden ser una señal de un hígado enfermo.

Podría tratarse de asterixis, un síntoma neurológico de enfermedad hepática crónica que los provoca.

Ocurre cuando las toxinas en la sangre, que en hígado no está filtrando bien, viajan al cerebro, donde pueden afectar la función cerebral y causar problemas de control motor neurológico en las manos y las muñecas.

Uñas pálidas y blancas

4

El color de tus uñas es importante, cuando están blancas pálidas con una apariencia opaca se llaman “uñas de Terry”, un signo de cirrosis leve que aparece hasta en el 82% de los pacientes.

“El blanqueamiento del lecho ungueal [puede ser] un signo de insuficiencia hepática, diabetes, insuficiencia cardíaca, anomalías de la tiroides o desnutrición”, explica Liudmila Schafer , MD, FACP, oncóloga médica y fundadora de The Doctor Connect.

Uñas de "cuchara"

5

La coiloniquia o uñas cuchara​ es un trastorno de las uñas, generalmente de la mano, en la que éstas son anormalmente delgadas, perdiendo su convexidad, pudiendo llegar a ser planas o incluso cóncavas.

Esta afección puede indicar problemas hepáticos, tal vez signo de hemocromatosis, que causa una absorción excesiva de hierro de los alimentos.

Demasiado hierro en la sangre puede causar afecciones potencialmente mortales más allá del hígado, incluidas enfermedades cardíacas y diabetes.

Sigue leyendo:

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain