Cómo limpiar ollas quemadas

Las ollas quemadas pueden ser un verdadero dolor de cabeza, por eso te decimos cómo limpiarlas. Se trata de que elijas la mejor receta para tu tipo de olla y el tipo de comida que se pegó

limpiar ollas quemadas

No descartes ninguna opción y antes de gastar tiempo y recursos tallando prueba calentar un poco de agua por unos minutos a ver si lo que esté pegado se levanta. Usar una espátula de plástico para remover puede ser muy útil para no quemarse las manos (y no gastar tu esponja). Crédito: Shutterstock

El mundo se divide en dos tipos de personas: aquellos que aman cocinar y aquellos que prefieren lavar los platos. Luego están esos que no pueden elegir bando y deben hacer ambos (por la razón que sea). Las ollas quemadas pueden ser un verdadero dolor de cabeza, por eso te decimos cómo limpiarlas.

Algunas recetas tienden a dejar un remanente de comida que termina por adherirse hasta ponerse negra, o simplemente olvidaste que tenías la hornilla encendida y la olla terminó por quemarse.

Independientemente de si fuiste tú mismo/a o te tocó lavar los platos esta vez, es importante saber la manera correcta y las más eficiente para hacerlo.

Si bien hay muchos productos químicos en el supermercado que pueden ayudarte con esta tarea, puedes resolver de manera efectiva, y sin gastar demasiado, con cosas que muy probablemente tienes en tu casa.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

¡Así que manos a la obra para limpiar tus ollas quemadas! Eso sí, cuida tus manitas y ponte guantes. Al final se trata de que elijas la mejor receta para tu tipo de olla y el tipo de comida que se pegó.

No descartes ninguna opción y antes de gastar tiempo y recursos tallando prueba calentar un poco de agua por unos minutos a ver si lo que esté pegado se levanta. Usar una espátula de plástico para remover puede ser muy útil para no quemarse las manos (y no gastar tu esponja).

Si no funciona, será momento de intentar otras alternativas.

Cómo limpiar ollas quemadas con vinagre y bicarbonato de sodio: Llena tu olla con media taza de agua y media taza de vinagre. La cantidad puede depender de las dimensiones. La idea es que no sea demasiada, porque no se trata de hacer una sopa, ni que quede al ras. Un centímetro de profundidad es más que suficiente.

Calienta hasta el punto de ebullición y luego agrega dos cucharadas de bicarbonato de sodio.

Quita la olla del fuego y déjala en remojo por 15 minutos. Desecha el líquido por el desagüe y luego usa una esponja o un estropajo para restregar los restos quemados.

Si quedan manchas, aplique una pasta hecha de bicarbonato de sodio mezclado con un poco de agua y deje reposar unos minutos antes de volver a frotar.

Cómo limpiar ollas quemadas con limones: Corta en rebanadas dos o tres limones y colócalos en la olla con dos tazas de agua a hervir 5-10 minutos o hasta que comiences a ver partículas de comida flotando en la superficie.

Desecha el agua y los limones, enjuaga y use una esponja para tallar y eliminar los restos.

Cómo limpiar ollas quemadas con papel aluminio y bicarbonato de sodio: Haz una pasta con 2 o 3 cucharadas de bicarbonato de sodio y agua. Arruga un poco de papel aluminio y comienza a frotarlo hasta que todos los restos de comida y las áreas manchadas estén limpias. Enjuaga la sartén con agua jabonosa tibia.

Sigue leyendo:

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain