COVID: respuesta inmune de las vacunas es tres veces más baja en personas con obesidad severa, revela estudio

Los datos de una investigación de la Universidad de Estambul, en Turquía, demostraron que los adultos mayores de 18 años con obesidad severa generan una respuesta inmune "significativamente más débil" tras vacunarse contra el COVID

COVID

El estudio también reveló por qué el antídoto de Pfizer/BioNTech es la mejor opción de vacunación contra el COVID-19 para las personas con obesidad severa. Crédito: Shutterstock

Una investigación reciente de la Universidad de Estambul, en Turquía, reveló una desventaja respecto a la efectividad de las vacunas contra el COVID-19: la protección es mucho más baja en personas con obesidad severa. El dato fue presentado en el Congreso Europeo sobre Obesidad (ECO), el cual se realiza entre el 4 y 7 de mayo en Holanda.

El endocrinólogo Volkan Demirhan Yumuk, experto metabolismo y diábetes y profesor de medicina en la Universidad de Estambul, sugirió en el estudio que los adultos mayores de 18 años con obesidad severa (IMC mayor a 40 kg/m2) generan una respuesta inmune “significativamente más débil” tras la vacunación contra el COVID. Esto en comparación con quienes tienen un peso normal.

Para obtener los resultados, publicados en el sitio web de la institución, el doctor Volkan Demirhan y su equipo de investigación analizó la respuesta de anticuerpos de 124 adultos con obesidad severa, entre agosto y noviembre de 2021. Los participantes tenían edad entre 42 y 63 añosy llegaron a visitar el Centro de Obesidad de la Universidad de Estambul.

Al estudio fueron reclutados otros 166 voluntarios con un peso normal (IMC menor a 25 kg/m 2) y con edad promedio entre 49 y 47 años. El objetivo era utilizarlos como grupo de control.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Los investigadores midieron los niveles de anticuerpos en muestras de sangre de cada participante. Un total de 130 habían recibido dos dosis de Pfizer, mientras que 160 se aplicaron CoronaVac y 70 de ellos tenían una infección previa por Coronavirus.

Aquellas personas con obesidad severa, que se vacunaron con Pfizer y no tenían infección previa de COVID-19, mostraron niveles de anticuerpos tres veces más bajos que los mismos individuos que tenían un peso normal.

Vacunados con Pfizer estaban más protegidos que los inmunizados con CoronaVac

Otro dato interesante que arrojó la investigación es que las personas con obesidad severa que se administraron el antídoto de Pfizer/BioNTech presentaron una mejor respuesta de anticuerpos que quienes lo hicieron con CoronaVac. Esto indica que Pfizer resulta mejor opción para esta población vulnerable.

En números precisos, los participantes con obesidad severa que fueron vacunados con CoronaVac tenían una protección 27 veces más baja que la reflejada en personas con un peso normal.

Cabe destacar que no es la primera vez que la obesidad reduce la protección de una vacuna. Ya había pasado anteriormente con la influenza, la hepatitis B y la rabia.

“Estos resultados refuerzan la importante de priorizar y aumentar la aceptación de la vacuna en este grupo vulnerable”, dijo el doctor Volkan Demirhan Yumuk,

El profesor de la Universidad de Estambul destacó además el papel que juega “la memoria inmunitaria” producida por una infección previa de COVID-19. “Dos dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech pueden generar significativamente más anticuerpos que CoronaVac en personas con obesidad severa, independientemente del historial de infección”, dijo a modo de conclusión.

Sin embargo, aseguró que estos últimos datos requieren mayor investigación.

Te puede interesar:

En esta nota

COVID obesidad

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain