5 razones por las que debes comer más mandarinas

No te conformes solo con saber que comer mandarinas aporta vitamina C, porque hay otros beneficios muy poderosos que te invitarán a consumirla a diario, incluyendo hasta la cáscara

mandarinas

Una pequeña taza de mandarina al día es suficiente para que goces de sus beneficios.

Las mandarinas, o también llamadas clementinas, es una fruta que está realmente subestimada. Si bien se conoce su aporta de vitamina C, por su sabor cítrico, es casi seguro que ignoras el resto de poderosos beneficios que otorga. Acá te entregamos hasta 5 motivos por los que debes comer más mandarinas, y si es a diario… ¡Mucho mejor!

5 razones para comer más mandarinas

Gran fuente de vitamina C

La doctora Sharon Puello, dietista registrada y epecialista certificada en educación y cuidado de la diabetes, precisa que una mandarina pequeña “aporta hasta el 40% del valor diario de vitamina C”.

Este nutriente es esencial para apoyar el sistema inmunológico, ya que estimula las células B y T para la formación de linfocitos que ayudan a combatir bacterias y virus en el cuerpo.

“Si bien puede obtener vitamina C de los suplementos, las frutas (cítricas en mayor medida) pueden tener una ventaja adicional sobre la mayoría de los suplementos”, afirmó la experta.

Combate la aterosclerosis

2

Esta afección consiste en el endurecimiento de las arterias (placa) por acumulación de grasa. De acuerdo a Medline Plus, “con el tiempo, esta placa se endurece y angosta las arterias. Esto limita el flujo de sangre rica en oxígeno”.

El peligro de la aterosclerosis es que va provocando un deterioro progresivo, disminuyendo flujo sanguíneo y dejándote en riesgo de coágulos y hasta un infarto.

Y precisamente el hábito de comer mandarinas puede combatir esta afección. Una investigación de la Universidad de Western Ontario, en Canadá, y publicada enla revista Diabetes Journals, descubrió que esta fruta contiene nobiletina, un flavonoide poderosos para luchar contra la aterosclerosis.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Regula el colesterol

3

Para gozar de este beneficio es necesario aprender a consumir la cáscara de la mandarina, pues allí se encuentran las propiedades para regular el colesterol. Se trata de unos compuestos que están 20 veces más concentrados en la cáscara que en el jugo de la fruta.

De acuerdo a un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry, este componente ayuda a metabolizar las grasas y triglicéridos depositados en el hígado.

Una forma muy efectiva de consumir la cáscara de mandarina es rallándola en una sopa u otras comidas.

Ayuda contra el estreñimiento

4

Esto es gracias al elevado porcentaje de agua (88% por ración) que ofrecen las mandarinas.

Además, la fruta te aporta 2 gramos de fibra dietética, concentrada desde su pulpa hasta su corteza, brindándote un valioso beneficio contra el estreñimiento.

Previene la anemia

5

Y aquí es donde entra nuevamente en juego la vitamina C. Según una investigación del National Institutes of Health, este nutriente es esencial para absorber el hierro, que al carecer se produce la anemia.

Te puede interesar:

La información contenida en este artículo es solo para fines educativos e informativos y no pretende ser un consejo médico o de salud. Siempre consulte a un médico u otro proveedor de salud calificado con respecto a cualquier pregunta que pueda tener sobre una condición médica u objetivos de salud.

En esta nota

dieta saludable

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain