Cómo poner la mesa para la cena de Navidad: 8 claves que la dejarán perfecta

Desde el mantel y las copas, hasta las sillas y velas, te compartimos algunos consejos para que la decoración de tu mesa de Navidad invite a celebrar, conversar y por supuesto... a comer

Cómo poner la mesa para Navidad

Presta atención a cada elemento de tu mesa de Navidad, cuida las combinaciones y todo lucirá perfecto para la cena. Crédito: Freepik

Armar tu mesa para la cena de Navidad es tan importante como armar tu arbolito, ya su decoración debe transmitir la alegría de las festividades. No es necesario que haya comida para que luzca formidable y esa es la clave principal para que quede perfecta. Acá te compartimos algunos consejos para que tu mesa invite a celebrar, a conversar y por supuesto… a comer.

8 claves para que tu mesa de Navidad quede linda y perfecta

Piensa en un diseño

1

Quizás no sea una clave, sino más bien una recomendación. Pensar en un diseño para tu cena de Navidad te permite visualizar lo que deseas poner en la mesa. Fíjate en imágenes que hayas visto, ideas en tendencia o tal vez una decoración propia que quieres probar.

El consejo es que tengas una idea de lo que vas a hacer y no armar la mesa improvisando. Además, puedes fijarte en tus colores de la casa y su estilo para saber cuál es el diseño que mejor podría combinar.

Dale importancia al mantel

2

La clave es que haya una coherencia cromática, que sea un mantel no lujoso pero sí vistoso, que combine con la vajilla y los demás elementos decorativos. Lo más común es emplear el rojo y verde, los típicos colores navideños que adornan una mesa, y con diseños estampados o lisos, pero también puedes confiar en tus propios gustos.

El mantel nunca debe llegar al suelo y tampoco puede quedar corto. Lo ideal es que cuelgue unos 40 centímetros por cada lado, indistintamente si la mesa es redonda, cuadrada, rectangular u ovalada.

Recuerda que si no cuentas con la mesa más presentable, el mantel se ocupará de ese detalle.

La vajilla es protagonista

3

Este elemento es especial y quizás el más especial de todos, ya que por lo general las vajillas navideñas solo se utilizan para las festividades. No tengas miedo de que se rompan y úsalas, porque van a definir el gran gusto que tienes para poner la mesa.

Si el juego no te alcanza porque hay dos invitados inesperados, haz juego con otro diseño, pero no permitas que la diferencia enaltezca los platos adicionales ni opaque las vajillas casuales.

¿Velas? Por supuesto

4

Dicen que una Navidad sin velas no es Navidad. Sinceramente yo no creería fervientemente en ese detalle, pero sí es cierto que le dan un toque “mágico” y cálido a la mesa para una deliciosa cena.

Puedes utilizar candelabros, portavelas y otros elementos para que se mantengan cómodas en medio de la comida. Asimismo, juega con los colores de las velas y recuerda apagarlas al terminar la cena. Ah, y cómpralas de calidad, porque no sería nada agradable que estés devorando tu pavo y tengas una vela derretida junto a tu plato.

Elije bien los cubiertos

5

Lo normal es que vengan junto al juego de vajillas, pero si no es el caso, lo ideal es que los cubiertos combinen en su color y material.

Acomodarlos para la cena de Navidad es una obra de arte, pero realmente es muy sencillo. Lo principal es ordenarlos según vamos a utilizarlos durante la comida, de izquierda a derecha.

Primero la cuchara y luego el cuchillo de pescado (o el de carne). La cucharilla de postre se suele colocar encima de su respectivo plato y con el mango hacia a la derecha, mientras que el tenedor va en el otro extremo.

Lo correcto es que cada utensilio esté separado por tres centímetros, reseña Directo al Paladar, pero tampoco hay que ser tan estrictos.

Presta atención a las copas

6

Acá te dejamos una pauta amigable: coloca solo aquellas que de verdad vayas a utilizar, porque no es agradable una mesa donde sobran copas que estorban y que corren el riesgo de romperse por un choque de cubiertos.

Cada copa debe ir en la parte superior de cada plato, cuidando los tamaños: la de vino blanco, vino tinto y por último la de agua,

Juega con las servilletas

7

En tiempos de COVID-19, el uso de servilletas es imprescindible, pero hay una clave específica: que se pueda tomar una sin tocar las demás.

La otra opción es alojar una servilleta justo debajo de los cubiertos principales y otra en el del postre, de modo que nadie tenga por qué manosear la mesa en busca de algo para limpiarse la boca.

Decora las sillas

8

No es obligatorio, pero sí es un toque brillante. Una pequeña corona o girnalda justo detrás de cada silla aportará una decoración de lujo. Incluso podrías alojar una etiqueta con el nombre de la persona a la que está destinada. De ese modo ya tienes tu orden, pues quién sabe y quieres a alguien especial a tu lado.

En esta nota

navidad 2021

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain