Asocian consumo de bebidas alcohólicas con la arritmia cardíaca

Los investigadores no pudieron demostrar una relación entre la cafeína y las arritmias. Al contrario, encontraron que puede tener algún efecto protector. Solo el consumo de alcohol resultó en episodios de fibrilación auricular

arritmia cardíaca, Estar Mejor

Sugieren que evitar el alcohol reduce las posibilidades de experimentar latidos cardíacos irregulares en comparación con otros posibles desencadenantes. Crédito: Pexels

Investigadores de la Universidad de California en San Francisco evaluaron distintos factores desencadenantes que podrían afectar los latidos del corazón y asociaron las bebidas alcohólicas con la arritmia cardíaca.

Afirmaron que conocer los posibles desencadenantes de una afección cardíaca común podría ayudar a reducir el riesgo de fibrilación auricular (AFib o FA) al evitarlos.

La fibrilación auricular es una afección cardíaca, de las arritmias más frecuentes que se caracteriza por una frecuencia cardíaca irregular y anormalmente rápida. 

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la fibrilación auricular contribuye a 150.000 muertes cada año en los Estados Unidos y se estima que 12,1 millones de personas desarrollarán la enfermedad cardíaca para 2030.

Algunas personas con este padecimiento generalmente no saben que lo tienen, debido a que no experimentan ningún síntoma. 

Sin embargo, los pacientes sintomáticos pueden experimentar latidos cardíacos irregulares, palpitaciones cardíacas, aturdimiento, fatiga extrema, dificultad para respirar y dolores en el pecho.

En el año 2014, los investigadores evaluaron a 450 personas para probar cualquier presunto desencadenante de fibrilación auricular, tales como  la cafeína, la falta de sueño, dormir del lado izquierdo, comer una comida abundante y el consumo de alcohol.

Los participantes utilizaron un dispositivo de grabación de electrocardiograma móvil junto con una aplicación móvil para registrar los posibles desencadenantes de la fibrilación.

La mayoría de los participantes cree que su ingesta de cafeína provoca latidos cardíacos irregulares. Sin embargo, los investigadores no pudieron demostrar una relación entre la cafeína y las arritmias. De hecho, encontraron que puede tener algún efecto protector.

Por otro lado, los investigadores encontraron que solo el consumo de alcohol resultó en más episodios de fibrilación auricular.

Por tanto, sugieren que evitar el alcohol reduce las posibilidades de experimentar latidos cardíacos irregulares en comparación con otros posibles desencadenantes. 

El equipo dijo que espera que su estudio allane el camino para más estudios futuros sobre el tema que podrían proporcionar información clínicamente relevante para las personas.

Los resultados de los “Estudios individualizados de los desencadenantes de la fibrilación auricular paroxística”, se publicaron en JAMA Cardiology y se presentaron en las sesiones científicas anuales de la Asociación Estadounidense del Corazón.

Sigue leyendo:

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain