Trombosis venosa profunda: Tres alertas en tus piernas para ir al médico

La trombosis venosa profunda puede afectar a cualquier persona y causar una enfermedad grave o una discapacidad e incluso la muerte. La buena noticia es que se puede prevenir y tratar si se detecta en su etapa inicial

Trombosis venosa profunda, Estar Mejor

Es importante darse cuenta de las tres alertas en tus piernas que te pueden advertir de una trombosis venosa profunda, de acuerdo con Stop de Clot, para salir corriendo al médico. Crédito: Pexels

La trombosis venosa profunda es una afección que ocurre cuando se forma un coágulo de sangre en una vena profunda, por lo general se forman en la parte inferior de las piernas, los muslos o la pelvis, aunque también pueden aparecer en el brazo.

Puede afectar a cualquier persona y causar una enfermedad grave o una discapacidad y , en algunos casos, incluso la muerte. La buena noticia es que se puede prevenir y tratar si se detecta en su etapa inicial.

Por eso es importante darse cuenta de las tres alertas en tus piernas que te pueden advertir de una trombosis venosa profunda, de acuerdo con Stop de Clot, para salir corriendo al médico:

  • Hinchazón con dolor o sensibilidad descrita como un calambre 
  • Decoloración de la piel rojiza o azulada
  • Pierna caliente al tacto

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

“Estos síntomas de un coágulo de sangre pueden sentirse similares a un tirón muscular, pero pueden diferir en que la pierna (o el brazo) puede estar hinchado, ligeramente descolorido y caliente”, reseñó el diario Express.

Hay que estar atento de los antecedentes familiares, ya que esta afección incluye un factor hereditario.

El tratamiento incluye anticoagulantes como warfarina y rivaroxabán, por al menos tres meses.

Según la Revista Médica Sinergia, en Estados Unidos, la trombosis venosa profunda afecta de 100 hasta 100.000 personas por año, con una prevalencia estimada de 900.000 eventos anuales.

Cabe destacar que la coagulación es un proceso natural del organismo para evitar la pérdida de sangre luego de sufrir alguna lesión. Sin embargo, producir coágulos de manera indiscriminada puede causar serios problemas de salud e incluso la muerte.

¿Qué es un coágulo?

La literatura médica explica que la sangre está compuesta de muchas sustancias biológicas con diversas funciones. Para formar un coágulo los glóbulos llamados plaquetas y las proteínas de plasma trabajan juntas, se aglutinan y detienen un sangrado sobre una lesión. Esta función es muy importante para evitar hemorragias.

Una vez que la lesión sana el coágulo se disuelve de manera natural y se elimina. El problema es cuando estos coágulos no se deshacen y se estacionan en ciertos lugares del cuerpo o se desprenden. Si se detienen en alguna zona, pueden bloquear el flujo de sangre y generar una trombosis; cuando se desprenden y viajan, pueden generar embolias.

En general, los vasos sanguíneos más afectados por los coágulos son los que se encuentran en el cerebro, los pulmones, el corazón, los riñones y las extremidades. De aquí que los coágulos puedan desencadenar accidentes cerebrovasculares, derrames cerebrales, infartos y fallas renales.

En esta nota

prevención de enfermedades

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain