Covid: la depresión, una de las secuelas “invisibles” más importantes de la pandemia en la salud

Durante la pandemia de COVID-19, personas en todo el mundo estuvieron sometidas a estrictas medidas de aislamiento, a muertes de familiares, afectaciones económicas por la paralización de algunos sectores, anque enfermos ellos mismos con síntomas que podían variar en su intensidad y magnitud. El miedo, el duelo, la desesperanza se convirtieron en depresión y ansiedad para muchos. Entrevistamos a la psicóloga y terapeuta Gilza Fort quien nos explicó cómo la pandemia acentuó y generó graves problemas de salud mental

depresión, secuelas pandemia, Estar Mejor

La psicoterapeuta reconoció que algo sumamente frustrante de su carrera es que hay muchas personas que no quieren recibir ayuda. Crédito: Pexels

La depresión es una de las secuelas más importantes que la pandemia del COVID-19 ha dejado en la salud, debido a que se sometió a todo el mundo a estrictas medidas de aislamiento, a muertes de familiares por la enfermedad y afectaciones económicas por la paralización de algunos sectores.

Así lo afirma la psicóloga y terapeuta Gilza Fort, quien en entrevista a Estar Mejor aclaró que la diferencia entre estar triste y estar deprimido, en estos momentos que se enfrenta una pandemia.

Incluso los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades que reconocen que las acciones de salud pública, como el distanciamiento social, necesarias para reducir la propagación del virus, pueden hacernos sentir aislados y solos y pueden aumentar el estrés y la ansiedad.

De hecho, afecciones de salud mental se agregaron este mes de octubre a la lista de enfermedades que hacen que una persona sea más propensa a enfermarse gravemente con COVID-19, por lo que entran al grupo de prioridad para la dosis de refuerzo.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

La diferencia entre la tristeza y la depresión

Fort indicó que la tristeza es una emoción normal dentro de la variedad de emociones que tenemos como seres humanos: felicidad, tristeza, miedo, enojo, de las que luego derivan otras manifestaciones como la frustración o el disgusto.

Sin embargo, la diferencia con la depresión es que esos síntomas de tristeza se prolongan en el tiempo y con una intensidad de emoción más fuerte.

¿Cuáles son los síntomas de la depresión?

La especialista señaló algunos de los síntomas que tienen las personas que enfrentar un proceso depresivo:

  • Pérdida de interés en sus actividades normales
  • Evitar la idea del placer en general
  • Aislamiento social
  • Alteraciones del sueño como el insomnio o, por el contrario, querer pasar todo el día en la cama durmiendo
  • Alteraciones del apetito como no querer comer o comer insaciablemente
  • Descuido de la higiene personal

Fort recordó que estos síntomas se muestran persistentes en el tiempo, a diferencia cuando se tiene un mal día.

La aceptación, el primer paso 

La psicoterapeuta Gilza Fort resaltó la importancia de reconocer que la depresión es una condición médica que tiene tratamiento.

“A veces se piensa que las personas que están en depresión son vagas o inútiles, que no tienen ambición; y muchas veces no nos damos cuenta que esto es una condición médica, que el sistema bioquímico que está suprimido oprimido no está reaccionando bien”

Gilza Fort Psicóloga especialista en Terapia Familiar y de Pareja

Reconoció que algo sumamente frustrante de su carrera es que hay muchas personas que no quieren recibir ayuda o bien porque no aceptan la condición que tienen o porque no quieren un tratamiento. 

“La determinación del paciente a mejorarse recae en gran medida sobre su disposición”

Gilza Fort

Buscar ayuda para la depresión ¿Son necesarias las pastillas para el tratamiento?

La determinación de si se necesita un tratamiento de receta dependerá de la intensidad de los síntomas que se vean en el paciente.

La especialista explicó que lo más adecuado a la hora de identificar la depresión es acudir con un psicólogo o terapéuta que pueda guiar al paciente en el caso de que necesite tratamiento con prescripción, pues no son todos.

Pero, admitió que culturalmente dentro de la comunidad latina puede ser más fiable el hecho de ir al psiquiatra primero, por la costumbre de ir con el doctor.

Advirtió que las medicinas van aliviar los síntomas, “te van a levantar un poquito el ánimo, a reducir ese nerviosismo, a darte un poquito más de energía física y a aclarar un poco la mente”. No obstante, el complemento efectivo está en la Psicología, en la terapia.

“Por ejemplo, si la batería de un vehículo comienza a descargarse, las medicinas serán como cargar la batería. Sin embargo, hay que identificar el origen de la falla que está descargando la batería con la terapia”

Gilza Fort Psicóloga especialista en Terapia Familiar y de Pareja

—¿Qué hacer si un amigo o familiar tiene depresión?

Para ayudar a una persona con depresión a veces solamente hay que preguntar. No hacer las cosas complicadas y tener ese deseo de manifestar en la otra persona su importancia, teniendo presente que como en todo puede haber rechazo. “¿Cómo estás?, pero en serio; he notado que estás un poco diferente, ¿está pasando algo?  Te veo fuera de onda”, eso. Si la reacción es positiva y la persona decide abrirse, lo más recomendable es que se le mencioné que al final todos necesitamos alguien con quien poder conversar, sobre todo si esa persona no está tan involucrada y no juzga las opiniones. “¿Has pensado que a lo mejor te ayude tener a alguien con quien conversar?”. De esa manera, uno evita una entrada por la parte de terapia y psicólogo, porque culturalmente hay un mito de que sí voy a terapia es porque estoy loco y no estoy pudiendo hacer frente a las cosas que vienen.

—¿Cuál es el mensaje para las personas que están deprimidas?

—Esto es una situación médica que tiene tratamiento solamente hay que buscar las herramientas y el asesoramiento porque hay organizaciones tanto para los que tienen recursos como para los que no.

También te puede interesar:

Estudio relaciona la depresión con las flatulencias y la hinchazón abdominal

En esta nota

salud mental

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain