Cómo hacer mantequilla de maní casera: 3 recetas saludables para disfrutarla

Para evitar los nocivos productos de supermercado, la opción más saludable es hacer tu propia mantequilla de maní casera. Con solo cuatro ingredientes y una licuadora estará lista en pocos minutos

cómo hacer mantequilla de maní casera

Para envasar la mantequilla de maní, es recomendable utilizar un frasco de vidrio previamente esterilizado para que se conserve por más tiempo. Crédito: Freepik

La mantequilla de maní es un alimento súper sano, siempre y cuando se opte al maní tostado y no frito, siendo una excelente fuente de proteína y grasas saludables. Según los expertos en nutrición, los productos de supermercado están altamento procesados, llenos de grasa hidrogenada y azúcares añadidos que son innecesarios. Por tal motivo es sumamente preferible elaborarla en casa.

Con tan solo cuatro ingredientes (y dos son opcionales) podrás hacerla en pocos minutos, así que manos a la obra. Lo que sí es fundamental es que tengas una licuadora u otro utensilio eléctrico que pueda moler el maní.

Cómo hacer mantequilla de maní casera en 4 pasos

Reúne en tu cocina:

– 250 gramos de maní tostado y sin sal. También puede ser crudo y tostarlo tú mismo

– Una cucharadita de aceite de oliva (preferencial) u otro que tengas en casa

– Una cucharadita de azúcar (opcional)

– Y media cucharadita de sal (también opcional)

Hagamos mantequilla de maní:

1. Pon los maníes en un sartén a fuego medio durante cinco minutos para tostarlos. Es importante que revuelves continuamente para que no se quemen, ya que de lo contrario la mantequilla quedará amarga. Si ya adquiriste el maní tostado, entonces omite este paso.

2. Lleva el maní a la licuadora y agrega la cucharadita del aceite de oliva. Este ingrediente es para imprimirle un sabor especial, porque el propio fruto aportará su aceite natural. Si lo deseas, este también es el momento de añadir el azúcar (o miel) y la sal.

3. Ahora enciende la licuadora a velocidad mínima o normal para ir rompiendo el maní poco a poco. Es fundamental que cada cierto tiempo la apagues y quites la tapa para separar la mezcla. Cuando logres una consistencia cremosa, tu mantenquilla de maní estará lista.

4. Para envasarla, es recomendable utilizar un frasco de vidrio previamente esterilizado, de modo que se conserve y puedas disfrutarla cada vez que quieras.

Te puede interesar: Semillas de girasol para bajar de peso: 3 formas deliciosas en que puedes consumirlas

3 recetas para disfrutar de tu mantequilla de maní casera

Sándwich de plátano y mantequilla de maní

1

Esta deliciosa receta se hace con:

– Un plátano cortado en rueditas

– Chocolate sin azúcar

– Nuez picada (opcional)

– Mantequilla de maní

– Pan de sándwich

Cómo prepararlo:

1. Toma una tapa del pan y unta la mantequilla de maní, mientras que a otra le dejas reposar las rueditas de plátano. Una vez hecho, júntalas como un sandwich.

2. Pon el chocolate sin azúcar a baño maría para derretirlo y luego déjalo caer hasta cubrir la mitad del pan.

3. Si lo deseas, espolvera un poco de nuez picada.

Smoothie de mantequilla de maní

2

Esta receta es mucho más sencilla, ya que todo va a licuadora y listo. Para disfrutarla vas a necesitar:

– Leche de almendras (una taza)

– Mantequilla de maní (una cucharada)

– Chocolate sin azúcar (una cucharada)

– Azúcar o stevia al gusto

– Unos 4 o 5 cubos de hielo

– Un plátano rebanado

Como ya lo mencionamos, solo debes añadir todos los ingredientes al artefacto y licuarlos hasta que quede perfectamente mezclado.

Sándwich de manzana

3

La diferencia con la primera receta es que acá la manzana sustituye al pan, brindándote una combinación deliciosa.

Ingredientes:

– Mantequilla de maní (dos cucharadas)

– Pasas o nueces al gusto

– Una manzana

– Canela en polvo (opcional)

Cómo prepararlo:

1. Corta la manzana en rebanadas, eliminando la parte del centro que es donde están las semillas. Lo idea es dejarle la concha, pero si no te gusta puedes retirarla.

2. Comienza a untar mantequilla de maní en cada rebanada de manzana y agrégale las pasas o nueces a tu gusto.

3. Junta las rebanadas de manzana para formar el sándwich y espolvera la canela en polvo si lo deseas.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain