Cáncer de Mama: Se puede tener una vida sexual activa tras el diagnóstico

Sí hay vida íntima después del diagnóstico del cáncer de mama, e incluso se puede mejorar. Solo necesitas la motivación y las herramientas para poder hacerlo y las doctoras Sofía Herrera y Klara Senior se dedican a desmitificar este tema tabú en el Mes Rosa

Día Mundial del Cáncer de Mama, vida íntima, vida sexual, Estar Mejor

Hay que incentivar a las parejas a empaparse de los cambios corporales que va a tener la mujer diagnosticada con cáncer de mama, por cuánto tiempo y lo que implica ese cambio sobre su intimidad y su sexualidad. Crédito: Shutterstock

Aunque poco se habla de esto, la vida íntima y sexual tras el diagnóstico del cáncer de mama sí es posible, en ello coinciden las doctoras Sofía Herrera y Klara Senior, quienes son conocidas en redes como “las salvadoras de la salud íntima femenina” y en el Mes Rosa se dedican a desmitificar este tema tabú.

Recibir un diagnóstico de ćancer no es poca cosa, pero no debe significar que tu vida se ponga en pausa mientras atraviesas por esta situación.

La clave: prepararte sobre los cambios que tendrá tu cuerpo 

Crédito: Pexels

El proceso que le espera a una mujer con cáncer de mama dependerá del estadio en el que se encuentra el cáncer al momento del diagnóstico.

La mayoría de las veces hay un proceso quirúrgico acompañado de otro tipo de tratamiento que puede ser antes, durante o después de la cirugía, tales como la quimioterapia, la radioterapia o la terapia hormonal.

El período de tratamiento puede ir entre los seis meses y un año, principalmente. Pero los inhibidores hormonales pueden ser ordenados hasta por cinco años.

Durante este proceso hay repercusiones físicas y psicológicas por la que atraviesan la mayoría de los pacientes.

¿Qué le pasará a mi cuerpo durante el tratamiento del cáncer de mama?

Bien es conocida la caída del cabello y la debilidad de los pacientes que están en tratamiento del cáncer, pero hay otras consecuencias que incluyen la resequedad de la piel y de las mucosas, picazón y propensión a las infecciones urinarias.

Además de la atrofia vaginal que consiste en el adelgazamiento del tejido de la vagina.

Repercusiones psicológicas del tratamiento de cáncer de mama

Por la parte psicológica, el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama puede causar profundas depresiones porque la autopercepción cambia.

Sobre todo aquellas mujeres que deben someterse a una mastectomía tienden a sentirse como “si les mutilaran parte de su feminidad, desconocen su cuerpo y sienten pena porque ahora en su lugar tienen una cicatriz”. 

“Hay una baja el deseo, al principio psicológica, por la angustia de que lo primero que pensamos cuando nos dicen ‘cáncer’ es en la muerte. Eso hay que desmitificarlo y entender que mientras más precoz se diagnostica la sobrevida es infinita”

Klara Senior Médica cirujana, con formación en psicoterapia Gestalt y especialización en Medicina Estética Facial, Corporal y Antienvejecimiento

Recomendaciones a tomar desde el momento del diagnóstico

El abordaje y el acompañamiento psicológico es fundamental para la paciente del cáncer de mama, asegura la doctora Klara.

Indica que la aceptación y la actitud con la que cada mujer se enfrente a este proceso será determinante en su curso.

Mantener hidratada la piel en general, las mucosas y la zona íntima con productos adecuados.

Usar lubricantes hidratantes íntimos que preferiblemente tengan ácido hialurónico y un pH adecuado para prevenir la atrofia vaginal.

“La mujer necesita entender que desde el momento que le dan el diagnóstico se tiene que empezar a hidratarse hasta las pestañas. En la zona íntima deben usar lubricantes que sean hidratantes íntimos para prevenir la resequedad y ayudar a regenerar el área y que el cuerpo esté preparado. Hay que anticiparse”

Doctora Klara Senior 

La actividad física antes y después del tratamiento traerá beneficios para el cuerpo y la mente.

Senior recomendó en particular ejercicios como la respiración, la meditación, el yoga, el pilates, caminatas. 

Expuso que esto permitirán llevar el dolor de mejor manera porque el ejercicio aumenta las endorfinas y estas ayudan a bajar el nivel de dolor que pudiera haber en la cirugía o incluso durante las relaciones sexuales.

Cómo ayudo a mi pareja que fue diagnosticada con cáncer

Crédito: Pexels

Las relaciones sexuales con penetración pueden ser dolorosas en un inicio, incluso si hay hidratación. Por eso, hay que incentivar a las parejas a empaparse de los cambios corporales que va a tener la mujer, por cuánto tiempo y lo que implica ese cambio sobre su intimidad y su sexualidad, dice la doctora Sofía Herrera, conocida en redes sociales como @tu_ginecologa.

“No es solamente la atrofia o el adelgazamiento de los genitales lo que está en juego. La parte emocional juega un papel en ese dolor. Si la mujer está tensa porque viene con todas esas cargas de emociones, probablemente su vagina va a estar más contraída y las relaciones puede ser más dolorosas”

Sofía Herrera Médica Cirujana con diplomados sobre medicina alternativa, endoscopia, piso pélvico, láser en dermato-cosmética en Venezuela y Ginecología Cosmética

Entender ese cambio, tener paciencia y dar el tiempo suficiente son claves para sobrellevarlo.

“Puedes acariciar a tu pareja, entendiendo que desde allí puede iniciar la sexualidad. Tanteando, como si estuvieses empezando una relación por primera vez”

Doctora Sofía Herrera

La doctora explica que el pH cambia, la flora vaginal de una mujer en quimioterapia o radioterapia se asemeja mucho a la de una mujer durante la menopausia, es muy disminuida. 

Señala que además de tener dolor, puede haber infecciones. Usar un lubricante que además sea hidratante con ácido hialurónico y con un pH adecuado será la solución. Darse a la tarea de buscar ese producto en conjunto puede aumentar la complicidad de la pareja”, comenta.

Respetar esas áreas de su cuerpo que a lo mejor ella no se siente preparada para que le toquen. 

“A las mujeres con cáncer de mama les pasa como a las mujeres que están dando pecho, algunas de ellas no aceptan el toque de las mamas, incluso cuando se las han dejado. Es un tema de inseguridad, respetar eso, conversarlo y poco a poco ir venciendo esas barreras juntos es clave para que la otra persona se integre en la relación”, resalta la experta.

Al final, la pareja debe ser una acompañante que lleve de la mano a la paciente, agrega la doctora Klara.

Indicó que un error frecuente es que la pareja quiere, por el mismo desconocimiento, dictarle y decirle todo lo que tiene que hacer a la paciente.

Por ello, sugiere respetar el momento. Es un duelo, una pérdida de una mama, lo importante es no quedarse estancado en las fases de ese duelo”, aclara.

“El hombre debe entender y acompañar a la mujer a través del proceso; que la haga sentir bien. Incluso que le diga que el hecho de que le van a quitar una mama no significa que él la va a dejar de amar, que no la va a dejar de querer”

Doctora Kara Senior

Cómo estimular la vida sexual durante el tratamiento de cáncer de mama

La vida sexual es factible durante el tratamiento de cáncer respetando los tiempos de la cirugía.  Todo va a depender de la dinámica de pareja, explica la doctora Sofía.

Aclara que la sexualidad no está nada más limitada al contacto pene-vagina, sino que hay muchas formas de intimar con las que la pareja puede compartir. Como los juegos de masajes, las caricias, etc.

La especialista recomienda trabajar desde el punto de vista mental el erotismo. De esta manera, la mujer puede concebir en su dinámica del día a día diferentes formas de erotizar su mente y en consecuencia su cuerpo, sobre todo en esa nueva forma que va a tener, dice en relación a si es una persona que pasar para un proceso de reconstrucción mamaria inmediatamente o va a pasar un tiempo sin mamas.

A su juicio, es fundamental empezar a pensar en recuerdos eróticos, recuerdos con la pareja o con cualquier recuerdo erótico que le haya hecho feliz.

Leer un poco de erotismo, novelas eróticas o ver películas eróticas son cosas que pueden ayudar a que la mujer tenga en su mente algo diferente al diagnóstico del cáncer y que le dé un poco de placer en el momento que lo está pensando.

“Eso definitivamente mejora la ayuda a sentirse más fuerte para todos lo que le viene después y avivar la llama del deseo”, sostiene la doctora Sofía.

Reconoce que este es un momento ideal para las pacientes que tienen pareja de empezar a planificar su sexualidad.

“La relación íntima comienza desde fuera de la habitación. Preguntarse las expectativas que tienen después de la cirugía, incluir el tema de sexualidad en toda esa recuperación puede ayudar a buscar alternativas para ampliar sus horizontes sobre lo que tienen concebido como sexualidad”

Doctora Sofía Herrera

Advierte que cuando el cerebro comienza a leer, a escuchar y a verbalizar con otra persona lo que ha visto, escuchado o leído se activa ese erotismo cerebral que hace que el deseo comience a surgir nuevamente y “es una experiencia fabulosa que mujeres que han padecido cáncer de mama aplican”.

Lamentó que por falta de información las mujeres con cáncer de mama crean que el dolor en las relaciones sexuales en una condición sine qua non y que no se puede cambiar.

En esta nota

sexualidad

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain