Cáncer de próstata: eyacular más de 20 veces al mes reduce el riesgo de desarrollar la enfermedad, afirma un estudio de Harvard

Un total de 31,925 hombres, entre 20 y 40 años, ofrecieron sus datos para el estudio, que tomó en cuenta el IMC, la actividad física, alimentación y otros hábitos de los participantes

cáncer de próstata

Investigaciones anteriores ya demostraron que la eyaculación reduce la inflamación, el estrés y mejora el sueño. Crédito: Freepik

Anteriormente hablamos sobre la posibilidad de que un hombre tenga una eyaculación sin experimentar un orgasmo, explicando que pese a ser dos reacciones comúnmente sincronizadas son procesos distintos. El clímax es una descarga de tensión que genera placer desde la zona pélvica y el otro es una respuesta fisiológica. Y a propósito de eyacular, un estudio reciente reveló que los hombres que lo hacen con mayor frecuencia tienen menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

La investigación, realizada por la Universidad de Harvard y publicada en European Urology, analizó los datos, entre 1992 y 2010, de 31,925 participantes del sexo masculino. Todos tenían de 20 a 40 años y ofrecieron la información mediante la completación de encuestas mensuales.

El Índice de Masa Corporal (IMC), la actividad física, alimentación y otros hábitos como el consumo de alcohol fueron ajustados por el equipo de científicos, antes de obtener un resultado relevante. Ya sea mediante la masturbación o a través de encuentros sexuales, los hombres que eyacularon al menos 21 veces en un mes tenían un tercio menos de probabilidades de desarrollar cáncer de próstata. Esto en comparación con quienes expulsaban su descarga seminal en cuatro y hasta siete oportunidades.

Estos hallazgos proporcionan evidencia adicional de un papel beneficioso de la eyaculación, más frecuente durante la vida adulta, en la etiología del cáncer de próstata, particularmente para la enfermedad de bajo riesgo”, dijeron los investigadores de Harvard, según reseña Indian Times.

El objetivo del estudio, de acuerdo a los expertos, era evaluar si la frecuencia de la eyaculación estaba relacionada con el riesgo de contraer la enfermedad. Y pese a las conclusiones obtenidas, apuntan a que el vínculo aún no es del todo claro, pues hay otros factores como la edad, raza y antecedentes familiares que necesitan tomarse en cuenta.

Investigaciones científicas anteriores ya han revelado que la eyaculación reduce la inflamación, el estrés y ayuda a conciliar el sueño por las noches, lo que contribuye a disminuir el riesgo general de cualquier tipo de cáncer, sobre todo el de próstata.

El masaje prostático mejora la eyaculación

La única forma de realizar un masaje en la próstata es a través del ano, ya que solo así se llega al llamado “punto G masculino”. Esta zona extremadamente sensible está constituida por terminaciones nerviosas, que a ser acariciadas el placer puede aumentar notablemente, favoreciendo la calidad de una eyaculación, entre otros beneficios.

Una investigación realizada por el Departamento de Urología del Centro Médico de la Universidad de Columbia, en Nueva York, apuntó que tras un estudio con más de 150 hombres que se hicieron un masaje de próstata, el 10% experimentó una eyaculación más abundante.

De acuerdo a los científicos, el 30% del líquido seminal proviene de la próstata. Sin embargo, es un punto que continúa bajo estudio.

El doctor Matty Silver agrega que al “eliminar la acumulación de líquido en los conductos de la próstata se evita la hiperplasia prostática (inflamación) y la prostatitis o dolor pélvico”. Conoce otras bondades del masaje prostático en la sexualidad masculina.

En esta nota

prevención de enfermedades sexualidad

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain