Coronavirus variante Delta y virus sincitial respiratorio: cómo proteger a los bebés y niños pequeños de estas afecciones

Las infecciones por virus sincitial respiratorio se elevaron desde abril, cuando los bebés y niños empezaron a abandonar el aislamiento e interactuar con otros pequeños en las escuelas y campamentos

virus sincitial respiratorio

El lavado de manos frecuente es la principal medida de prevención contra el virus sincitial respiratorio. Crédito: Freepik

Un repentino aumento de casos del virus sincitial respiratorio (RSV por sus siglas en inglés) está causando impresión en las salas pediátricas de hospitales en Estados Unidos. Así lo informaron autoridades de salud en Oklahoma y Louisiana, a medida que los niños salen del aislamiento por la variante Delta del Coronavirus y el COVID-19.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el RSV es una infección del tracto respiratorio en los niños, que comúnmente se ve con más frecuencia en invierno, y por lo general produce síntomas leves, similares a los de un resfriado común: secreción nasal, pérdida de apetito, fiebre y sibilancias. Aunque la recuperación se estima que sea en unas dos semanas, los bebés y adultos mayores corren el mayor riesgo de complicaciones a causa del patógeno.

Los casos por RSV se han incrementado a nivel nacional desde abril, cuando los bebés y niños pequeños que estuvieron bajo un aislamiento prolongado debido a la pandemia, comenzaron a interactuar más seguido con otros compañeritos en las escuelas y campamentos, reseñó El Financiero. De acuerdo a los CDC, el RSV “es la causa más común de bronquiolitis (inflamación de las vías respiratorias pequeñas en los pulmones) y neumonía en niños menores de un año en los Estados Unidos”.

Las salas pediátricas ahora se ven abarrotadas por estos pequeños pacientes, en un momento donde la variante Delta del Coronavirus ataca despiadadamente con infecciones muy peligrosas y transmisibles. Joseph Kanter, funcionario de salud estatal en Louisiana, señaló que los médicos no solo se están enfrentando al brote inesperado de RSV, sino también a la de COVID-19 en pacientes más jovenes. “Se enferman en mayor número y contraen una enfermedad más grave con Delta”, dijo.

“Hay una gran población de pacientes con virus sincitial respiratorio, de los que normalmente no nos ocupamos en el verano”, afirmó por su parte el doctor Cameron Mantor, director médico del Hospital Infantil de Oklahoma, donde cuatro pacientes (de 330) están infectados por COVID-19: tres niños y una madre.

Cómo proteger a tus bebés y niños pequeños del virus sincitial respiratorio

Ante la delicada situación, las autoridades de salud pública instan a los padres a hacer lo que esté a su alcance para evitar que sus bebés y niños pequeños contraigan el RSV, que se transmite principalmente a través del contacto directo con otras personas y no por inhalación de gotitas. Estas son las medidas de prevención más efectivas:

Lavado frecuente de las manos

1

Desde el inicio de la pandemia del Coronavirus, el lavado recurrente de las manos no solo es una recomendación, sino prácticamente una orden, por lo que ha servido de fomento para los más pequeños en el hábito.

Antes y después de cada interacción con otra persona o con un objeto que pueda estar impregnado del virus, el niño debe lavarse las manos con suficiente agua y jabón.

Cuidado con el humo de cigarrillo

2

De acuerdo a un estudio publicado en la revista AFP (American Family Physician), el tabaquismo de los padres es un factor de riesgo de infección por RSV y de contraer síntomas graves. Lo más recomendable es que los padres fumen fuera del hogar.

Aplicación de un anticuerpo especial

3

Se trata de palivizumab (Synagis), un anticuerpo monoclonal murino humanizado, el cual está indicado para niños con alto riesgo de complicaciones. Los bebés nacidos antes de las 35 semanas, con enfermedad pulmonar crónica o con cardiopatía congénita hemodinámicamente significativa son candidatos a la aplicación el antídoto, destaca la investigación.

Se administra en cinco inyecciones intramusculares (15 ml por kilos), cada una por mes.

No dejes que tu niño pequeño comparta vasos

4

Es una sana precaución para prevenir la infección por RSV. Los niños no razonan ante el uso de un vaso o un plato que ya utilizó otra persona, por lo que es fundamental prestar atención al hecho. Los expertos recomiendan etiquetar las tazas y vasos con nombre, de modo que no haya confusiones ni riesgos.

Limpia con frecuencia los objetos del hogar y los juguetes del niño

5

Además de sus juguetes, sobre todo si fueron tocados por otros niños, es ideal que mantengas efizcamente limpio cualquier objeto del hogar que tu pequeño pueda alcanzar.

En esta nota

coronavirus prevención de enfermedades salud infantil

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain