Tener una mascota puede proteger a tu bebé de enfermedades alérgicas y obesidad

Distintos estudios demuestran que la interacción es muy beneficiosa para el desarrollo inmunológico del bebé

mascotas y bebés

Foto: Unsplash

La felicidad que brindan las mascotas en las familias es infinita. Ya sea que tengas un gato o un perro, estos animalitos son parte importante de tu hogar. No solo son sinónimo de compañía y mimos, también ofrecen unos sorprendentes beneficios, sobre todo en los bebés.

Además de ser un compañero fiel y juguetón, un estudio del Departamento de Pediatría de la Universidad de Washington afirmó que los protege de enfermedades alérgicas y obesidad.

La investigación determinó que cuando un bebé tiene contacto con mascotas, desde que nacen, tienen un mayor desarrollo inmunológico, lo que disminuye la probabilidad de contraer algunas alergias.

Generalmente los padres alejan a los bebés recién nacidos de las mascotas, por temor a que pueda lastimarle o precisamente provocarle alguna reacción alérgica. Es irónico que científicamente se haya comprobado lo contrario.

Los bebés se benefician de las mascotas incluso ante de nacer

Otro estudio desarrollado por la Universidad de Alberta demostró que los hogares con mascota (especialmente con perros), tienen dos tipos de microbios: Ruminococcus y Oscillospira, vinculados con menores riesgos de enfermedad alérgica y obesidad.

Asimismo, durante el embarazo el bebé también puede recibir este desarrollo inmunológico. Con una mascota en casa, mientras el feto está en el útero, la mamá podría tener ventajas microbianas que benefician al microbioma intestinal del feto.

El portal Kinedu recalcó que es de vital importancia el contacto temprano con las mascotas, desde su gestación hasta los primeros meses de nacido.

mascotas y bebés
La interacción con los animales también desarrolla sensibilidad y emociones en el bebé, como persona. Foto: Freepik

La epidemióloga de la Universidad de Alberta, Anita Kozyrskyj, asegura que “definitivamente hay una ventana de tiempo crítica en la que la inmunidad intestinal y los microbios se desarrollan conjuntamente y las interrupciones del proceso ofrecen cambios en la inmunidad intestinal“.

Además de ser epidemióloga pediátrica, la especialista también se ha dedicado a investigar el mundo de los microbios intestinales, es decir, los microorganismos o bacterias que viven en el tracto digestivo de humanos y animales.

Ella y su equipo de expertos analizaron a más de 700 niños canadienses para determinar los resultados del hallazgo.

Finalmente, el estudio afirma que exponer los bebés a las mascotas, podría reducir el riesgo de estreptococo del grupo B. Esta bacteria puede producir en recién nacidos enfermedades como meningitis o neumonía.

Anita Kozyrskyj asegura que no será sorpresa que pronto veamos un “perro en una pastilla”, pues la medicina convencional debe incluir estos beneficios.

¿Y cómo preparar a tu mascota para la llegada de un bebé?

De antemano te contamos que es mucho más complicado educar a un pequeño en el trato hacia un perro o gato, ya que suelen aplastarlos, apretarlos y hasta tirarlos, pensando que se trata de un peluche.

Mantenerlos a ambos bajo el mismo techo es realmente posible, aplicando una serie de estrategias para mantener tu hogar preparado.

No alteres abruptamente el modo de vida de tu mascota

1
mascotas y bebés
Foto: Unsplash

Nuestros amigos peludos adoptan una manera muy propia de vivir. Dependiendo de su edad suelen saltar, correr y usar sus dientes para jugar.

Lo ideal es que moldees parte de su comportamiento sin reprimirlo. El objetivo es que se vuelva una mascota más precavida y responsable.

Por ejemplo enséñale dónde puede saltar y dónde no debe. También instrúyelo a correr únicamente en espacios abiertos como el jardín y a no aplicar fuerza cuando utilice sus dientes para jugar.

Trata de ofrecerle el mismo tiempo que antes

2
mascotas y bebés
Foto: Unsplash

La llegada de un bebé demanda tiempo, más del que te puedas imaginar, pero es tu responsabilidad que la mascota no se sienta abandonada.

Sácale a pasar como siempre, para que haga sus necesidades, sírvele su comida en los mismos horarios y dedica al menos 10 minutos para acariciarlo e interactuar con él.

Manteniendo estas atenciones evitarás que se sienta apartado y pueda adoptar una conducta celosa o agresiva.

Respeta su territorio

3

Esta recomendación va más dirigida hacia los gatos, que son mucho más territoriales. Los felinos se adaptan a su espacio para comer, dormir y hacer vida, por lo que alterarlo les provoca sufrimiento.

mascotas y bebés
Foto: Unsplash

Una idea maravillosa, por si te ves obligado a invadir su espacio, es diseñarle uno nuevo. En esta zona puedes dejar la comida, la caja de arena para sus necesidades y algunas atracciones para que se mantenga entretenido.

En esta nota

cuidado de bebés cuidar tus mascotas prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain