Menopausia femenina: cómo cambia el cerebro de las mujeres

Una investigación logró evidenciar que las modificaciones que sufre el cerebro durante la menopausia podrían estabilizarse e incluso revertirse unos pocos años después de la transición

menopausia femenina

Según los expertos, "el cerebro tiene la capacidad de encontrar nuevas normalidades" durante la menopausia. Foto: Freepik

El final de los ciclos menstruales, etapa que da paso a la menopausia, siempre ha sido una transición complicada para las mujeres, ya que supone cambios hormonales que necesitan de una nueva adaptación. Sin embargo, un reciente estudio apuntó que muchas de estas variedades son temporales y que el cerebro femenino se activa para compensarlas.

Investigadores de la Universidad de Arizona y Weill Cornell evidenciaron que la menopausia modifica la estructura del cerebro, reduciendo la cantidad de materia gris, formada por células nerviosas, y la materia blanca. Asimismo, algunas regiones de la mente asociadas a la memoria y percepción presentan un nivel más bajo de azúcar en la sangre.

Pero aquí es donde inician las buenas noticias, porque mientras ocurren estas disminuciones, el cerebro femenino busca compensarlas con un aumento del flujo sanguíneo y produciendo ATP, que es la principal fuente de energía para las células.

La doctora Lisa Mosconi, profesora de neurología en Nueva York y autora del estudio, afirmó que tras la investigación se constató que “el cerebro tiene la capacidad de encontrar nuevas normalidades” cuando la menopausia se adentra a la vida de una mujer.

Los cambios en el cerebro podrían revertirse dos años después de la menopausia

El equipo de investigadores liderizado por la doctora Mosconi realizó una exploración de seguimiento de dos años después de la menopausia, encontrando que los cambios en el cerebro a menudo eran temporales y que algunas partes del cerebro se revertían en unos pocos años.

Para dar con el hallazgo, los científicos realizaron escáneres cerebrales de 160 mujeres entre 40 y 65 años, comparando con hombres de la misma edad. Los análisis del cerebro femenino fueron a través de imágenes como resonancias magnéticas y tomografías.

Si bien los estudios mostraron una disminución en la cantidad de materia gris, durante la transición de la menopausia, algunas mujeres recuperaron esta reducción después de los cambios hormonales. Por su parte, en otro 20% del grupo femenino hubo una estabilización, pero no una recuperación significativa.

La doctora Lisa Mosconi calificó de “sorprendente” el hecho de que la materia gris del cerebro se mantuviera alta en mujeres premenopáusicas, luego disminuyera durante la menopausia y que finalmente se estabilizara o incluso se recuperara después de la transición.

Por su parte Jessica Caldwell, directora del Centro de Prevención del Ejercicio de Alzheimer para Mujeres en Cleveland, indicó que vale la pena estudiar a fondo el vínculo que hay entre la menopausia y la enfermedad que afecta la memoria. “Las mujeres en riesgo de desarrollarla muestran una capacidad de recuperación en un tiempo significativo, a pesar de la estructura alterada del cerebro”, explicó.

Finalmente la Escuela de Medicina y Psiquiatría de Harvard apuntó que, dada la alta frecuencia de la enfermedad de Alzheimer en mujeres posmenopáusicas, es importante saber diferenciar entre el envejecimiento natural y los cambios que puedan anunciar la enfermedad de la memoria.

La doctora Jill M. Goldstein, directora ejecutiva de la Escuela, puntualizó que “las mujeres posmenopáusicas tienen una gran variabilidad en la forma en que mantienen intacta la memoria”, por lo que considera necesario profundizar en ello.

En esta nota

salud íntima femenina

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain