Por qué tomar un vaso de leche al día reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

El nuevo hallazgo sobre la ingesta de leche todos los días se opone a investigaciones anteriores, las cuales habían concluido que los productos lácteos eran malos

tomar un vaso de leche al día

Tomar leche frecuentemente ayuda a fortalecer los huesos, otorgando vitaminas y proteínas. Foto: Pexels

Desde nuestros tiempos infantiles éramos testarudos para aceptar y tomar ese vaso de leche que nos daban papá y mamá. Y ahora resulta que tomarlo todos los días reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiacas… así lo revelaron científicos de la Universidad de Reading, en Inglaterra. Ojalá lo hubiésemos sabido en aquella época de oposición al alimento.

El equipo de investigadores también descubrió que quienes bebían leche experimentan niveles más bajos de colesterol, lo que nos vuelve menos propensos a ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares.

“Aquellos que beben leche todos los días redujeron su riesgo de enfermedad coronaria en un 14%”, precisaron los autores del estudio en un comunicado. Para dar con la conclusión analizaron la información de salud de dos millones de estadounidenses y británicos.

El nuevo hallazgo se opone a investigaciones anteriores, las cuales habían concluido que los productos lácteos eran malos, reseñó Nation. Pero ahora hay mayor evidencia para afirmar que realmente son buenos para la salud.

Tomar leche eleva el Índice de Masa Corporal (IMC), pero reduce el colesterol

El doctor Vimal Karani, nutricionista y autor principal del estudio, explicó que “al analizar la variación genética de los participantes pudieron asociar una mayor ingesta de leche con un IMC y grasa corporal más altos, pero lo más importante es que tenían niveles más bajos de colesterol malo“.

Asimismo, reiteró que el riesgo de sufrir enfermedades coronarias era “significativamente menor”. “Todo esto sugiere que reducir la ingesta de leche podría no ser necesaria ante el objetivo de prevenir afecciones cardiovasculares”.

El equipo internacional de Vimal Karani, profesor de la Universidad de Reading, combinó los datos del Biobanco del Reino Unido, la Cohorte Británica de Nacimiento de 1958 y el estudio de Salud y Jubilación de Estados Unidos. Y tras los análisis científicos descubrieron que quienes tomaban un vaso de leche al día, es decir, con mayor frecuencia, tenían menor nivel de grasa en la sangre.

¿Y cómo supieron quiénes ingerían más cantidad de leche?

Para obtener estos datos, los científicos de la Universidad de Reading trabajaron junto a otros equipos de Australia, Londres y Nueva Zelanda. Los investigadores observaron una variación en el gen de la lactasa, asociado con la digestión de la lactosa, lo que les permitió verazmente identificar a las personas que consumían mayor cantidad de leche.

El profesor Karani ofreció otra conclusión significativa, publicada en el International Journal of Obesity, y relacionada con la diabetes y otras enfermedades que afectan el metabolismo. El experto afirmó que no hubo evidencia de que tomar un vaso de leche todos los días aumentara las posibilidades de contraer diabetes.

Además, recordó que este alimento ayuda a fortalecer los huesos, otorgando vitaminas y proteínas, datos que se conocen desde hace muchos años.

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain