Anorexia y bulimia: La pandemia potenció los casos de trastornos alimentarios, según estudio

Los pacientes con este tipo de afecciones alimentarias suelen esperar hasta 5 meses para recibir terapia psicológica y medicación, debido a la prioridad de los casos con COVID-19

trastornos alimentarios en pandemia

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario que produce delgadez extrema e hipotensión anormal. Foto: Freepik

La pandemia del Coronavirus ha obligado a los sistemas de salud a dar múltiples batallas, desde frenar los contagios hasta convencer a la población mundial de que vacunarse es la alternativa para vencerla. Sin embargo, también ha sido un efecto colateral ante la atención de otras enfermedades, como los trastornos alimentarios.

Debido al colapso en los centros hospitalarios, la anorexia o bulimia de adultos y jovénes pasó a un plano secundario, por lo que recibir tratamiento ahora suele tardar meses, incluso para obtener una cita médica.

Los propios médicos y demás expertos consideraron la pandemia como “una condición peligrosa para los trastornos alimentarios“, haciendo que aumenten potencialmente los casos mientras disminuyen los de COVID-19.

La doctora Jennifer Wildes, PhD y profesora de psiquiatría en la Universidad de Chicago, precisó que algunos pacientes esperan hasta 5 meses para recibir psicoterapia y medicación. La especialista señaló que antes de la pandemia tan solo tardaba unas pocas semanas.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Programas de trastornos alimentarios atienden el doble de casos

Wildes también es directora de un programa de trastornos alimentarios para pacientes ambulatorios y que a la fecha trata aproximadamente 100 casos, el doble que antes de la pandemia de COVID-19. Según Ilinois News Today, el mismo escenario vive el Programa Emily, afiliado a la Universidad de Minnesota.

Gillian Lampert, directora de ‘Emily’, detalló que en 2019 atendían unas 60 llamadas diarias de personas que buscaban tratamiento. Pero desde que inició la pandemia la cifra se elevó a 130. La nutricionista indicó que “la ansiedad y el aislamiento” son factores que potencian un trastorno de alimentación.

Los pacientes ven la bulimia como una forma de superviviencia, ya que “se siente fuera de control en su vida”, debido a la pandemia, dijo Lampert. Otros optan por llevar sus dietas al extremo, lo que les lleva a perder el apetito.

El aumento general de pacientes incluye a adultos, adolescentes y hasta niños, indistintamente de su raza u orientación sexual. De hecho, la doctora Gillian Lampert apuntó que las personas LGBTQ+ son más propensas que otros grupos a padecer trastornos alimentarios, por delante de las mujeres y niñas.

Por su parte el doctor Dave Little, médico familiar e investigador, expresó que “la pandemia del COVID-19 plantea un desafío psicológico muy grave para la sociedad, especialmente para los adolescentes, y que puede llevar meses o años en recuperarse”.

30 millones de estadounidenses padecen trastornos alimentarios

Las estadísticas señalan que cerca de un 9% de la población mundial padece de trastornos alimentarios. Pero según cifras de la Asociación Nacional de Anorexia Nerviosa y Trastornos Relacionados (ANAD), en Estados Unidos estas enfermedades afectan a unas 30 millones de personas al menos una vez en su vida, causando hasta 10,000 muertes al año.

De acuerdo a los expertos, la anorexia y bulimia nerviosa son los dos trastornos más comunes. La primera origina delgadez extrema, hipotensión anormal y daño orgánico, mientras que la segunda incluye vómitos autoinducidos después de un atracón de comida y uso frecuente de laxantes.

La Alianza de Concientización sobre Trastornos Alimentarios, una organización fundada en el año 2000, ha lanzado grupos de apoyo virtual para adultos y dirigidos por terapeutas especializados. Johanna Kandel, directora ejecutiva, afirmó que más de 7,000 personas en el país y de otras 32 naciones han debido unirse desde enero para prestar apoyo.

trastornos alimentarios en pandemia
Los pacientes con bulimia padecen de culpabilidad que les induce a vomitar o recurrir a laxantes. Foto: Freepik

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain