Deja vu: ¿Por qué sentimos que ya ocurrió un episodio que estamos viviendo?

Distintas teorías giran en torno a esta sensación que puede ocurrir en cualquier momento, provocando simple curiosidad en la mayoría de los casos, pero también incomodidades

sentir un deja vu

El deja vu nos deja confundidos ante la abrupta "conexión" entre el presente y pasado. Foto: Freepik

¡Esto ya lo viví! Es la sensación que nos deja el llamado deja vu (o déjà vu), una especie de perturbación de la memoria, clínicamente paramnesia, donde sentimos que cualquier episodio que estemos viviendo en el momento ya sucedió. Dependiendo de la frecuencia con la que ocurra, para algunos resulta una anécdota graciosa y curiosa, pero para quienes lo experimentan constantemente puede provocar muchas incomodidades.

Existen muchas teorías que giran en torno al deja vu, pero una máquina del tiempo y el dominio de los extraterrestres no son dos de ellas. Una de las más interesantes fue propuesta por Anne M. Cleary, profesora del Programa de Psicología Cognitiva, en Colorado, quien explica que sucede por la interacción entre una situación familiar con un recuerdo impreciso.

“La memoria identifica una situación como familiar al recordar a algún suceso previo, pero desde la imprecisión de no identificar la vinculación lógica entre ambos elementos”, dijo la experta, según publicó Psicología Online.

En una oración más simple, en nuestra mente existe una memoria de reconocimiento llamada “familiaridad” y el deja vu se produce cuando en una experiencia del presente hay algún elemento que tiene semejanza con alguna vivencia previa. Así es como surge la sensación de, redundantemente, revivir lo vivido.

A través de la memoria podemos identificar momentos exactos del pasado, incluyendo lugares, personas, nombres y otros elementos más precisos. Pero desde la teoría que propone la profesora Anne M. Cleary, la sensación de deja vu es por una familiaridad, la cual no permite obtener datos definitivos del recuerdo: cuándo, dónde o cómo ocurrió.

sentir un deja vu
La aparición de un deja vu no arroja síntomas previos y podría ocurrir inesperadamente en cualquier momento. Foto: Freepik

¿Es malo sentir el deja vu constantemente?

La frecuencia del deja vu estaría ligada a la rutina de cada persona, es decir, sus hábitos y costumbres. Lo común es que te cause cierta impresión, pero al cabo de unos segundos todo vuelve a la normalidad y ya nada te resulta familiar sino completamente nuevo.

Sin embargo puede presentares con mayores oportunidades y ser malo, muy malo, en quienes tienen dificultad para vivir el presente con intenstidad, estando atorados en recuerdos difíciles o buscando anticipar el futuro, lo cual también causa ansiedades. Quienes viven con el dolor del pasado y sufren estas “fracturas del tiempo”, tienden a sufrir y bloquearse.

También puede producirse otro efecto secundario y es cuando debido a los constantes deja vu, la persona vive bajo una subjetividad u obsesión que inevitablemente le afecta, ya que no lo puede controlar. La realidad es que dependiendo de la reacción emocional, llega a ser muy incómodo.

Incluso podría causar frustración por no poder conectar la similitud del momento con el “ya vivido”. Es como mantener una contradicción con el tiempo donde lo más sano, obviamente, es reír y omitir. Igualmente, quien padece de constantes deja vu puede consultar con un especialista, practicar ejercicios de meditación para vivir en el presente o quizás conscienciar que es solo una distorsión, mas no una realidad.

En esta nota

salud mental

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain