Tres ejercicios de respiración por la nariz que te harán sentir mejor física y espiritualmente

Hacer conciencia de los beneficios de respirar por nuestra nariz y ayudarnos con una rutina de ejercicios de Yoga sumará en nuestra calidad de vida

Este ejercicio de respiración espiral ayuda a enfocar nuestra mente. / Foto: Yanaluya - Freepik.

Este ejercicio de respiración espiral ayuda a enfocar nuestra mente. / Foto: Yanaluya - Freepik.

Respirar por la nariz es fundamental para nuestra calidad de vida, tanto para nuestra salud física como espiritual. La disciplina del Yoga, conciente de ello, tiene una serie de ejercicios que te ayudarán a mejorar la respiración.

Entre muchos ejercicios de respiración por la nariz que tiene el Yoga, tomamos 3 publicados por el blog Deusto Salud, para que los pongas en práctica y mejores tu calidad de vida:

Respiración espiral

Es una forma sencilla y hermosa de enfocar la mente simplemente contando el número de respiraciones, refiere el blog. Se realizan doce respiraciones.

Durante el inicio de cada inhalación se coloca la punta del dedo pulgar en cada una de las falanges, iniciando este proceso en la base del dedo índice.

Entre los beneficios, este ejercicio te ayudará a enfocar la mente, profundizar la respiración y disminuir el ritmo mental.

Respiración completa

También llamada Dirgha Pranayama, aumenta nuestra conciencia de los tres diferentes segmentos de los pulmones, señala el blog.

El primer sector es la región abdominal. El vientre se expande como un globo en la inhalación y se vacía en la exhalación. Se llama respiración diafragmática porque el diafragma es el que permite que el vientre se expanda y se contraiga.

La segunda zona es la región costal. Las costillas y los músculos intercostales se expanden y contraen como un acordeón cuando la respiración llega a esta zona.

La tercera y última zona es la que se encuentra bajo los huesos de la clavícula, por esta razón es conocida como la respiración clavicular. En este ejercicio inhalamos imaginando que llenamos un vaso de agua, de manera que primero interviene el abdomen, después las costillas y por último la clavícula. Al exhalar seguimos el mismo orden.

Entre los beneficios de este ejercicios, encontramos que nos ayuda a relajar el cuerpo y calmar la mente; tonificar los músculos que participan la respiración, facilitar la concentración y la meditación, así como también nos permite inhalaciones y exhalaciones más largas. Estimula el flujo de prana.

Respiración alterna

También llamada Nadi Sodhana o Anuloma Viloma (si incluye retención), se considerada una preparación esencial para la meditación, refiere el blog.

El pranayama de respiración alterna mantiene el funcionamiento óptimo de ambas fosas nasales, corrigiendo cualquier funcionamiento lento o sobre activo de algún orificio.

Habitualmente el ejercicio se hace usando la mano derecha. Los dedos índice y del corazón se doblan al interior de la palma de la mano.

El dedo pulgar de la mano derecha se utiliza para tapar la fosa derecha mientras que con el anular y el meñique de la misma mano se tapa la fosa izquierda.

Empezamos con el dedo pulgar de la mano derecha cerrando suavemente el orificio derecho, e inhalamos por la fosa nasal izquierda. Exhalamos por el orificio derecho y los dedos anular y meñique tapan la fosa izquierda.

Inhalamos por la fosa que ya está abierta y al exhalar volvemos a hacer el cambio.

Entre los beneficios de este ejercicio encontramos que equilibra los hemisferios cerebrales y el sistema nervioso, trae claridad y quietud a la mente, prepara la mente y el cuerpo para la meditación.

En esta nota

técnicas de mindfulness

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain