¿Qué hago si mi pareja no quiere tener hijos?

Esta situación puede ser una crisis para cualquier relación, y si tu pareja no ve niños en el futuro, deben hablar sinceramente para tomar la decisión que más le convenga a los dos

mi pareja no quiere hijos

La noticia de que tu pareja no desea hijos es un antes y después para la relación. Foto: Freepik

En este punto de la relación es cuando la historia toma un giro inesperado y quizás hasta determinante. Los hijos representan un antes y después para cualquier pareja, y si uno de los miembros no quiere tenerlos, se siente un vacío o la sensación de que el vínculo amoroso no va a evolucionar. Probablemente debieron conversarlo antes de dar cualquier paso, pero el pasado ya no cuenta, ahora toca pensar en cómo resolver el dilema.

¿Se acabó todo? Es la pregunta común que invade la mente, pero la realidad es que no. Sin embargo, la relación ha entrado en un episodio donde toca ser adultos, hablar abiertamente, con sinceridad y tomar decisiones para lo que viene. También es importante conocer si el deseo de no tener hijos por parte de tu pareja, es pasajero o definitivo.

Que tu pareja se sienta en la posición de no querer tener hijos tampoco significa que está fuera de sí o no tiene idea de lo que piensa. La verdad es que hay muchos motivos que llevan a una persona a tomar esta elección. De acuerdo al portal Psicología Online, los factores económicos, laborales e incluso de salud pueden influir en la decisión. O quizás sencillamente los niños no encajan en sus metas y estilo de vida.

Mi pareja no quiere tener hijos: ¿Cómo afrontar la realidad?

Abordar el tema

1

Suele ocurrir que tras recibir ese “no” de tu pareja, en cuanto al plan de ser hijos, la conversación quede en el aire o inconclusa, lo cual es un grave error.

Lo más conveniente es abordar el tema y poner las cartas sobre la mesa. Si es antes de dar pasos importantes en la relación, mucho mejor, para evitar que ambos vayan en una dirección equivocada.

Pregúntate sobre tu futuro

2

Este es un momento muy personal, duro, crudo, pero maravilloso. Aquí es donde debes visualizar qué es lo que realmente deseas en tu vida, porque ciertamente tu pareja no quiere tener hijos, pero el amor te sigue uniendo a esa persona.

¿Mi pareja o mis futuros hijos? Básicamente esa es la pregunta del millón, la cual debes contestarte con un trabajo que puede tomar tiempo, pero tampoco esperar a que la relación continúe construyendo un amor que se bloquea por la idea de traer niños a la familia.

Si te decides por tu pareja es válido, y hasta valiente, pero también debes entender que en unos años tus amistades y círculos cercanos sí tendrán hijos. ¿Cómo te sentirás en ese momento? ¿Vas a tolerarlo? Son dudas que solo puedes contestartas desde tu sinceridad.

También es cierto que tu pareja puede cambiar de opinión, ya que la vida nos ofrece vueltas inesperadas, tal como la que acaba de ocurrir en tu relación. Sin embargo, esperar a que suceda y mantener esa fe puede resultar complicado.

Apóyate en consejos

3

Tu familia y amigos toman un papel importante en este escenario, sobre todo para empujarte o contenerte de una decisión apresurada.

También puedes acudir a un profesional que, dependiendo del tiempo en la relación, estatus social y económico, así como la historia familiar y además características psicológicas, pueda determinar cuál es la solución más saludable para ti y para tu pareja.

En esta nota

problemas de pareja

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain