Mi hijo hace dibujos violentos: ¿Qué puede significar?

Los dibujos permiten a los niños exteriorizar emociones personales, y al ser imágenes violentas podría tratarse de algo que vio y le causó rabia, temor o incomodidad

Mi hijo hace dibujos violentos

Cuando un niño hace dibujos violentos constantemente, es necesario hacer una cita con el terapista. Foto: Freepik

Un cuerpo desmenbrado, lo que parecen marcas de sangre, quizás arma de fuego o utilizar con frecuencia los colores rojo y negro. Alguna de estas imágenes fue hecha por tu hijo en uno de sus últimos dibujos, lo que naturalmente te llama la antención y te preocupa.

La mayoría de los niños se interesan por el arte a temprana edad, ya que es un modo fácil y divertido de expresar sus emociones infantiles. Los dibujos les permiten exteriorizar las emociones personales que tal vez no puedan manifestar con palabras.

Considera también que antes de los 9 años, los niños comienzan a dibujar con mayor claridad lo que ven en el entorno de su hogar, desde los propios familares hasta los objetos que les resulten curiosos o prohibidos. Por lo tanto, la razón principal por la que tu hijo dibuja una imagen violenta, es porque la vio en alguna parte. Probablemente en la televisión, un video de YouTube o redes sociales.

Cabe destacar que quizás no plasme exactamente lo que vio, sino lo que haya quedado alojado en su mente.

De acuerdo a la Academia Estadounidense de Psiquiatría del Niño y del Adolescente, esto no siempre debe ser motivo de preocupación, sin embargo, si tu hijo hace dibujos violentos probablemente está tratando de comunicar algo que le molesta o incomoda.

Cómo saber por qué mi hijo ha dibujado una imagen violenta

La mejor forma de entender el significado y las razones que le motivaron a hacerlo es pedirle que te cuente una historia alrededor de ese dibujo. Con estrategia y comunicación, tu hijo puede soltar la respuesta que estás buscando.

Quizás los colores no sean de mucha relevancia, pero también reflejan un mensaje. Un creyón muy afincado puede ser producto de una rabia, mientras que los garabatos denotan temor. Mientras que en los colores góticos hay tristeza, sin embargo, siempre está la posibilidad de que los haya elegido al azar.

Mi hijo hace dibujos violentos
La forma de rayar y afincar los colores puede reflejar algún mensaje, así que presta atención a sus comportamientos. Foto: Freepik

Luego de esta interacción con tu hijo y sus particulares dibujos, es momento de observar si efectivamente está expuesto a imágenes violentas. Comienza por ver junto a él los programas de televisión que acostumbra, los juegos instalados en su tablet y los videos de YouTube que podrían reproducirse al azar mientras veía la La Granja de Zenón.

Verifica también si desde el vecindario, la casa de un amigo o incluso otro familiar en el hogar está percibiendo las inapropiadas imágenes. Es cierto que en un dibujo solo plasma lo que vio, pero el peligro empieza cuando describe una conducta violenta que pueda adoptar al verla normal.

¿Cuándo es conveniente buscar ayuda profesional?

La visita a un terapeuta debe producirse si tu hijo hace dibujos violentos constantemente. De acuerdo a la Encyclopedia of Children’s Health, al recrear la imagen de un cuerpo más grande que él estaría indicando que alguna persona lo está asustando.

Citarse junto a tu hijo con un profesional ayudará a descubrir si efectivamente el niño está sufriendo o únicamente está dibujando lo que ve a su alrededor. Cuando se trata de un adolescente, las imágenes deben evaluarse junto a sus comportamientos, para identificar si atraviesa por una depresión o experimenta ataques de ira.

En esta nota

crianza de los hijos salud infantil

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain