Cómo volver a dormir a mi hijo si tiene pesadillas: 5 tips

Las pesadillas pueden despertar a tu pequeño a mitad de la noche, impidiendo que quiera seguir durmiendo, pero te dejamos algunas recomendaciones para calmarlo y lograr que concilie el sueño

tu hijo tiene pesadillas

Entre los 2 y 4 años de edad, los niños comienzan a experimentar pesadillas. Foto: Freepik

Es común que los niños experimenten malos sueños y despierten asustados en mitad de la madrugada. La mayoría de las veces ocurre porque están cansados o se sometieron a estrés durante el día anterior, sin embargo, es un escenario que puede manejarse para que no se siga presentando.

Si tu hijo o hija tiene pesadillas, el papel que juegas es fundamental, ya que te ven como su máximo protector ante cualquier cosa que les cause miedo. Lo primero es calmar a tu pequeño, para que pueda tranquilizarse y volver a dormir. Y más adelante es recomendable evualuar los motivos que ocasionaron esas temerosas imágenes en su mente.

De acuerdo al portal Healthy Children, la mejor forma de evitar los malos sueños en tus niños es manteniendo un horario regular para dormir, que adecuadamente debe ser entre 8:00 y 9:00 de la noche. También puedes verificar cuáles son los programas que está viendo, si alguien le está contando historias de miedo o directamente preguntarle si hay algo que le cause temor.

5 tips para que tu hijo se vuelva a dormir tras una pesadilla

Hazle saber que estás allí

1

Tu apoyo es fundamental para que tu pequeño pueda calmarse. Hazle sentir que cuenta contigo, que estás a su lado y que por nada del mundo permitirás que algo malo le pase.

Está comprobado que la seguridad que los padres le brindan a sus hijos les da una enorme estabilidad emocional. Las pesadillas le causan confusión e incertidumbre, pero tu presencia será suficiente para tranquilizarse.

Dile que solo fue un sueño

2

A su corta edad, le es difícil diferenciar entre lo real y su subconsciente. Por eso, es importante que convenzas a tu hijo de que su pesadilla solo está en su mente, fue solo un mal sueño y que nada de lo que vio va a ocurrir.

También puedes motivarlo a que te cuente qué fue lo que vio en en el sueño, conocer sus miedos y buscar la forma de que los supere rápidamente.

Déjale una luz del cuarto encendida

3

Es una estrategia muy efectiva, ya que al despertar asustados, el solo hecho de estar en la oscuridad les atemoriza. Luego de asegurarle que todo está bien, una luz encendida les hará sentir más tranquilos para volver a dormir.

Pero tampoco le crees una dependencia a las luces para poder dormir. Una vez que entre en sueño profundo apágala y si las pesadillas persisten, déjala encendida.

Anímalo a que vuelva a dormir cuando se haya calmado

4

Es común que luego de una pesadilla la idea de volver a dormir les cause temor, pero debes ayudarlo a que recupere el sueño.

Abraza a tu hijo o hija, cuéntale una linda historia o deja que tome un poco de leche. Rechazar el descanso sí es algo preocupante, ya que es vital para su crecimiento físico y desarrollo neurológico.

Cuida que nada de su cuarto le cause miedo

5

Verifica que todo esté en orden en la habitación de tu hijo. Quizás haya algo que le esté causando miedo, como una sombra, la terrorífica imagen de una mochila doblada en el suelo o probablemente algún sonido externo.

Su cuarto debe ser un lugar donde se sienta en completa paz para conciliar el sueño. Si el ambiente le causa inseguridad o temor, difícilmente terminará durmiendo.

En esta nota

crianza de los hijos salud infantil

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain