6 trucos para dormir a tu bebé rápido y bien

Establecerle rutinas de juegos para el día y la noche, acondicionar su habitación y dejar que gaste sus energías son algunas estrategias para lograr que tu bebé se duerma tranquilamente

trucos para dormir a tu bebé

Controlar los sonidos y las luces del espacio donde descansa es fundamental. Foto: Freepik

Ver a tu bebé en un profundo descanso es uno de los momentos más tiernos, pero el proceso para lograrlo no siempre es fácil. Algunos estudios sugieren que la mejor forma de dormir a tu bebé rápido y bien es a través de una rutina de sueño, que se establece con técnicas definidas.

Por muy desafortunado que suene, los pequeñitos no cierran los ojos cuando tienen sueño y ya, hay un conjunto de elementos a tomar en cuenta, como su energía, el contacto piel con piel y las condiciones de la habitación. Y sobre todo paciencia, ya que es un procedimiento similar al de dejar los pañales.

Según explica el portal Web MD, cuando son recién nacidos no distinguen el día de la noche y pueden dormir 16 de 24 horas del día, en diferentes periodos. Pero luego de 6 meses de vida, lo correcto es que entren en profundo descanso toda la noche, aproximadamente 12 horas, con algunas siestas de una o dos horas durante el día.

Cómo dormir a tu bebé con 6 trucos efectivos

Juegos activos en el día y tranquilos por la noche

1

Organiza estratégicamente tipos de juegos y horarios de tu bebé. Durante el día, las actividades pueden ser más dinámicas y requiriendo casi toda su energía. Sin embargo, cuando llega la noche es importante que los juegos sean más tranquilos.

El final del día es un momento donde tu hijo debe relajarse y prepararse para dormir toda la noche. Evita cualquier actividad que pueda exaltarlo, ya que perderá el sueño. La idea es preparar el escenario para su descanso.

También es importante que los juegos se mantengan iguales con el paso de los días. Crearle una rutina te ayudará a asocie determinados juegos con la hora de dormir.

¿Qué tal un baño antes de dormir?

2

Los niños se relajan mucho después de pasar por la tina, más si es de agua tibia. Procura crear el hábito de bañarlo justo antes de su hora de dormir. Además, si juega mientras se baña también agotará sus energías, por lo que sentirá más sueño.

Ten lista su pijama justo al salir del baño y podrías estimular su relajación con un pequeño masaje, así reconocerá que se trata de la antesala a su hora de dormir.  

Los juegos nocturnos deben ser en la habitación donde duerme

3

Otro truco de mucha utilidad cuando apliques la rutina de los juegos por la noche, es que además de ser más tranquilos, también debe ser en la habitación del bebé.

La idea siempre es que asocie la actividad nocturna y el escenario de su cuarto con el momento de dormir.

Aplica técnicas para tranquilizarlo

4

Puedes cantarle, contarle un cuento, abrazarlo o cualquier método que te funcione de acuerdo a su edad o lo que sientas que más le guste.

Cuando ya esté a punto de dormirse, acuéstalo en la cama. Si optas por arrullarlo en tus brazos, procura que no se quede completamente dormido, ya que podría generarle dependiencia.

Prepara el ambiente para su descanso

5

Es clave que las condiciones nocturnas en la habitación del bebé sean las adecuadas para su descanso. Los sonidos y las luces deben ser ideales y permanecer igual desde que se duermen hasta el amanecer.

Si después que está dormido enciendes las luces o haces ruido, probablemente no solo se despierte, sino que le costará mucho volverse a dormir. Alterar la rutina de descanso de tu bebé te puede crear inconvenientes.

Deja que se acomode a su gusto

6

Hay probabilidades de que cuando acuestes a tu bebé, por muy dormido que esté empiece a llorar. No te inquietes, es probable que necesite buscar la posición más cómoda para su descanso. Deja que él mismo lo haga.

Observa con atención y espera a que se sienta cómodo. La posición que haya adoptado te dará una referencia para la próxima ocasión que lo acuestes.

En el caso que no deje de llorar, contrólalo con palabras reconfortantes y mira si se tranquiliza. También podrías acercarle tu mano para que siente el contacto piel con piel. Al sentir la presencia de su mamá, los niños sienten mucha tranquilidad.

trucos para dormir a tu bebé
Si optas por arrullar al bebé en tus brazos, procura que no se quede completamente dormido para evitarle una dependiencia. Foto: Freepik

En esta nota

cuidado de bebés

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain