¿Se pierde realmente una hora de sueño en primavera?

Durante la madrugada del 14 de marzo, una semana antes de la primavera, los relojes saltaron de las 2:00 a las 3:00, lo que supone una hora menos para dormir

cambio de horario en primavera

Existen hábitos que puedes cumplir para no perder una hora de sueño en primavera. Foto: Freepik

En víspera de la primavera, exactamente el segundo domingo de marzo, se produce el acostumbrado cambio de horario en al menos 70 países, incluyendo Estados Unidos. A las 2:00 de la madrugada del día 14, los relojes deben adelantarse hasta las 3:00, lo que supone una hora menos de sueño.

¿Pero realmente se pierde una hora de sueño? La lógica indica que sí, ya que el ajuste se realiza mientras dormimos. Y aunque despertamos a la misma hora, la realidad es que hemos descansado 60 minutos menos. Cabe destacar que Hawái y Arizona no practican esta tradición, debido al clima y ubicación geográfica.

La doctora Shalini Paruthi, especialista en medicina del sueño y afiliada al St. Luke’s Hospital de Chesterfield, asegura que la mejor forma de afrontar este cambio de horario es prepararse con antelación. De este modo se evitará una interrupción en la rutina del descanso.

¿Cómo evitar perder una hora de sueño en primavera?

Paruthi recordó que los adultos deben dormir al menos 7 horas para mantener una buena salud y productividad durante el día. “A pesar de que el reloj cambiará, eso no significa que la duración de nuestro sueño deba modificarse”, afirmó para la cadena de noticias CNN.

También considera que el ajuste del tiempo en la víspera de primavera, que se invierte el 1 de noviembre, no debe tomarse como un factor que te hará dormir menos. Lo más recomendable es conscienciarlo desde el calendario para modificar los hábitos de sueño y compensar esa hora perdida.

La doctora Shalini Paruthi ofrece tres recomendaciones con las que podemos afrontar el cambio de horario

Adelanta tu hora de dormir

1

Lo más efectivo es hacerlo 10 minutos durante los últimos seis días antes del cambio de horario. Así obtendrás los 60 minutos exactos.

Te explicamos: Si normalmente te duermes a las 11:00 de la noche, la idea es que el primer día te vayas a la cama a las 10:50, luego a las 10:40 y así sucevisamente hasta que se cumplan los seis días.

De este modo, cuando se aplique el ajuste en la madrugada, el reloj de sueño de tu organismo no habrá perdido una hora.

El mismo hábito, pero en tres días

2

Básicamente harás lo mismo, solo que en lugar de emplear 10 minutos durantes seis días, serán 20 minutos en tres.

La experta aconseja aplicar el método que más convenga, dependiendo de lo puntual que seamos al dormir. Sin embargo, por más que seamos inconstantes con el momento en que nos vamos a la cama, es recomendable hacer excepciones durante este lapso del año.

Hay quienes prefieren acostarse una hora la misma noche en que se producirá el cambio del tiempo, pero no es una facilidad con la que todos pueden contar.

Desconectarse de los teléfonos dos horas antes

3

Otro hábito efectivo, al menos los días previos al ajuste cronológico, es despegarse de los dispositivos electrónicos: teléfonos, tablets y televisores, dos horas antes de dormir.

Esta costumbre, que además ofrece un gran descanso a tus ojos, permite que el organismo concilie mejor el sueño. No ingerir cafeína, cenar ligero y antes de las 7:00 de la noche, así como practicar rutinas de relajación también pueden ayudarte a dormir una hora antes de lo habitual, haciendo que el cambio de horario prácticamente pase desapercibido.

En esta nota

dormir bien

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain