¿Cómo prevenir el envejecimiento prematuro de la piel? Aplica estos 7 consejos de dermatólogos certificados

Protegerte del sol y llevar un estilo de vida saludable, son algunas de las recomendaciones de los especialistas de la piel para evitar esas manchas y arrugas antes de tiempo

Estas sugerencias te ayudarán a mantener tu piel sana por muchos años. / Foto: Wave Break Media Micro - Freepik.

Estas sugerencias te ayudarán a mantener tu piel sana por muchos años. / Foto: Wave Break Media Micro - Freepik.

Es natural y normal que con la edad la piel de nuestro rostro comience a verse más delgada, seca, y arrugada; pero si estos signos aparecen a una edad temprana, antes de los 40 años, por ejemplo, podríamos estar experimentando un envejecimiento prematuro, quizás por nuestros estilos de vida que seguramente debemos cambiar.

Todo plan de cuidado de la piel anti-envejecimiento efectivo comienza con hábitos saludables”, señala la dermatóloga de la Academia Estadounidense de Dermatología Michele Green, citada por el portal Globe News Wire.

“Las actividades diarias, como proteger la piel del sol y comer alimentos saludables, pueden ayudar mucho a prevenir que la piel envejezca más rápidamente de lo que debería”, precisó la especialista.

Es por ello que compartimos contigo 7 consejos para retrasar los signos de envejecimiento prematuro de nuestro rostro, publicados por Green en un video de la Academia Estadounidense de Dermatología.

  1. Protege tu piel del sol. La exposición al sol juega un papel importante en el envejecimiento prematuro de la piel. Protege tu piel del sol durante todo el año; busca siempre la sombra; viste ropa protectora que te proteja como camisas livianas de manga larga, pantalones, un sombrero de ala ancha y gafas de sol con protección UV; y aplica protector solar con un SPF de 30 o más para toda la piel que quede expuesta. Para una protección solar más eficaz, elije ropa que contenga factor de protección ultravioleta (UPF).
  2. Aplica una crema hidratante facial todos los días. La humedad atrapa el agua en la piel, dándole una apariencia más joven. Para ahorrar tiempo en tu rutina de cuidado de la piel, considera usar cremas humectantes que contengan protector solar. No obstante, es necesario proteger tu piel con protector solar cada dos horas si te encuentras al aire libre.
  3. Sé amable con su piel. Limita el lavado de tu cara a dos veces al día y después de sudar. Asimismo, usa productos para el cuidado de la piel que sean “hipoalergénicos”, “sin fragancia” o “no comedogénicos”; y evita frotarte el rostro y usar productos que piquen o quemen, debido a que irritarla puede hacer que parezca más vieja.
  4. Evita los movimientos faciales repetitivos como entrecerrar los ojos, fruncir el ceño o sostener una pajita o un cigarrillo en la boca, que pueden causar arrugas con el tiempo. Para minimizar esta conducta en tu estilo de vida, puedes usar gafas de sol para evitar entrecerrar los ojos si te encuentras al aire libre; dejar de fumar y no usar pajitas.
  5. Mantente alejada de las camas solares. Al igual que el sol, las camas de bronceado emiten radiación ultravioleta (UV) dañina que puede provocar cáncer de piel y envejecimiento prematuro, incluidas arrugas y manchas de la edad. Si quieres lucir bronceada, usa un autobronceador en su lugar.
  6. Mantén un estilo de vida saludable. Llevar una dieta sana y bien equilibrada con muchas frutas y verduras frescas puede ayudar a prevenir el daño que conduce al envejecimiento prematuro de la piel. Además, el ejercicio diario puede mejorar la circulación y estimular el sistema inmunológico, lo que puede dar a la piel un aspecto más joven. Evita fumar y bebe alcohol con moderación.
  7. Considera usar una crema de retinol. El retinol, un derivado de la vitamina A, está disponible en muchos productos para el cuidado de la piel de venta libre en dosis de hasta el 2%. Cuando se aplica a diario, una crema de retinol puede ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Sin embargo, dado que tu piel puede tardar un tiempo en adaptarse al retinol, los dermatólogos recomiendan que comiences por aplicarlo cada dos días en lugar de a diario. Si no experimentas ningún efecto secundario negativo después de algunas semanas, como mayor ardor o enrojecimiento, puedes comenzar a aplicar el retinol todos los días. Para dosis superiores al 2%, consulte a su dermatólogo para ver si una crema de retinoides recetada es adecuada para ti.

En esta nota

cuidar tu piel

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain