Cómo aliviar la tos con 3 remedios caseros a base de cebolla

Según expertos, la cebolla posee suficientes efectos farmacológicos y terapéuticos para aliviar la tos, por lo que te ofrecemos 3 remedios caseros, fáciles de preparar y muy efectivos

Remedios caseros con cebolla para aliviar la tos

Las infusiones elaboradas con cebolla y otros ingredientes, son un tratamiento natural muy efectivo para la tos. Crédito: Shutterstock

Cuando se trata de un resfriado común, existen hasta 5 opciones naturales para aliviar la tos y que sí funcionan. Pero uno de los más sonados, y que seguramente tu abuela te lo recomendó en algún momento, es la cebolla. De acuerdo a un estudio publicado en la revista West Indian Medical Journal, este vegetal puede ofrecerte hasta 3 remedios efectivos para combatir algunos microorganismos asociados a la tos.

Según los expertos, la cebolla posee los suficientes efectos farmacológicos y terapéuticos para aliviar síntomas de trastornos respiratorios y alérgicos, como lo es la tos. Incluso, aseguran que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

3 remedios caseros a base de cebolla para aliviar la tos

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Té de cebolla con ajo

1

Hay quienes optan a inventos como ponerse Vicks Vaporub en los pies, esperando un alivio para la tos. Sin embargo, un remedio casero sencillo y efectivo es una bebida caliente de cebolla y ajo.

Según investigaciones científicas, como la publicada en la revista Avicenna Journal of Phytomedicine, el ajo posee efectos antibacterianos y antivirales. Por tales motivos, combinarlo con la cebolla te ofrecerá una infusión “mágica”.

Ingredientes: dos tazas con agua (500 ml), un ajo crudo y media cebolla.

Para preparar el té de cebolla con ajo, comienza por hervir dos tazas de agua, y mientras llega a su punto de ebullición, corta ambos ingredientes.

Cuando el agua esté hirviendo, viértela en una jarra junto a la cebolla y el ajo. Luego, deja reposar durante unos 20 minutos y cuela el líquido.

Lo recomendable es que te tomes una taza en la mañana y otra por la noche, justo antes de dormir.

Jarabe de cebolla y miel

2

Este es uno de los remedios caseros para la tos más tradicionales que existen, pero muchos se resisten a usar por temor al sabor. Además, la miel está aprobada científicamente como un tratamiento demulcente para la tos, gracias a sus bondades antimicrobianas.

Vas a necesitar: una cebolla y cuatro cucharadas de miel.

La preparación es muy sencilla. Pica la cebolla en finas láminas, ponlas en un frasco de vidrio y luego cúbrelas con las cuatro cucharadas de miel.

Una vez hecho, deja reposar durante unas 12 horas, y pasado el tiempo, tómate unas dos o tres cucharadas diarias.

Jugo de cebolla y limón

3

No podía faltar el limón cuando se trata de remedios caseros para aliviar la tos. Y es que un estudio publicado en la revista Respiratory Medicine, afirmó que la combinación de cebolla con limón puede reducir la tos con sibilancias.

Ingredientes: media cebolla y el zumo de medio limón

Lo único que debes hacer es procesar la media cebolla en el extractor de jugos y después mezcla el líquido con el zumo del medio limón.

Lo correcto es que te tomes dos cucharadas del jugo cada dos o tres horas.

Si estás recibiendo un tratamiento médico para aliviar la tos, los remedios caseros a base de cebolla son un recurso adicional y no un sustituto de las medicinas que te hayan recetado.

En esta nota

remedios caseros

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain