Cómo ensanchar tus jeans para que te queden si subiste un poco de peso

Existe un truco muy fácil para ensanchar tus jeans y que te queden si subiste un poco de peso. Te decimos cómo hacerlo solo con agua

ensanchar tus jeans

El truco para ensanchar tus pantalones consiste en ponertelos mojados y no meterlos a la secadora, sino secarlos al sol. Crédito: Shutterstock

Todos tenemos ese jean en el closet que nos dejó de quedar, pero que conservamos con la esperanza de poder volver a usarlo porque volvamos a la talla que tiene. Sin embargo, existe un truco muy fácil para ensanchar tus jeans y que te queden si subiste un poco de peso.

Incluso este truco puede ser útil si compraste una talla inferior a la tuya sin probarlo y cuando llegaste a casa te quedaba más apretado de lo que creías.

Ahora, ¿cómo ensanchar tus jeans? Es muy simple, solo necesitas tener tus jeans ajustados y agua. Hay varias maneras de hacerlo, puedes elegir la que mejor te convenga.

Lo primero es humedecer el pantalón. Puedes tomar una ducha con él, meterlo a la lavadora o rociarlo con un spray de agua.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Una vez que tengas el pantalón húmedo, póntelo y comienza a amoldarlo a tu cuerpo. Es decir, luego de que te lo pongas, comienza a moverte con él, haz algunas sentadillas, patadas altas, etc. Procura que cierre el botón de adelante y suba el zipper.

Después de algunos minutos, quítate el jean y déjalo secar tendido. No importa si es al sol o a la sombra, lo importante es no meterlo a la secadora.

La fibra de tu jean quedará amoldada a cuando tu lo pusiste estando húmedo y se estirará para adaptarse a tu nueva talla.

Probablemente tengas que hacer esto cada vez que lo vayas a lavar, porque no es como que se queda así definitivamente. La tela puede contraerse de igual forma con el calor de la secadora.

Entonces, procura un lugar en el que tender tu ropa de ahora en adelante. ¡Y listo! No necesitas más.

Este truco también puede funcionar a la inversa, si bajaste de peso y te queda grande el jean, lo adecuado será meterlo húmedo en el calor de la secadora de ropa. Aunque probablemente acortes su vida útil por la constante exposición a las altas temperaturas que pueden terminar por romper las fibras del pantalón.

También te puede interesar:



En esta nota

remedios caseros
Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain