Qué ingredientes no debes incluir en tu ensalada para no subir de peso

Evita los productos procesados por su bajo contenido nutritivo

Procura utilizar  ingredientes naturales y frescos. / Foto: Ralph Kayden - Unsplash.

Procura utilizar ingredientes naturales y frescos. / Foto: Ralph Kayden - Unsplash.

Una ensalada puede ser tan ligera como pesada dependiendo de los ingredientes que utilicemos para prepararla. Si estás en régimen, y no quieres seguir cometiendo el mismo error de agregar alimentos que no te van a ayudar a bajar de peso, presta atención a esta lista elaborada por el portal Directo al Paladar de lo que nunca deberás agregar a estos platos.

Fiambres y embutidos

Los fiambres y embutidos son usados muchas veces como fuente de proteína para nuestra ensalada. Sin embargo, pueden aportar menos de este nutriente de lo que pensamos y concentrar calorías derivadas de grasas de mala calidad, almidones y azúcares, refiere el portal Directo al Paladar.

En su lugar se recomiendan las carnes frescas y magras.

Salsas y aderezos preparados

Las salsas o aderezos que compramos en los supermercados no sólo pueden tener grasas de mala calidad sino también, aportar una notable cantidad de calorías derivadas de azúcares que es recomendable evitar en la dieta habitual, refiere el portal Directo al Paladar.

La recomendación es preparar las salsas y aderezos en casa.

Ingredientes fritos

Es habitual encontrar ensaladas como la césar con ingredientes fritos como los picatostes o croutones, que no son más que dados de pan sumergidos en aceite y aportan grasas y harinas refinadas en grandes proporciones.

Otros ingredientes fritos que pueden sumarse a ensaladas son chips de frutas o verduras, frutos secos o semillas fritas y saladas, nachos y semejantes que añaden textura crujiente y muchas grasas que nos incentivan a comer.

Son mejores alternativas dados de pan integral tostados al horno, chips horneados o frutos secos, semillas tostadas sin sal añadido, refire el portal Degustar el Paladar.

Nuggets y salchichas

Estos ingredientes son carnes procesadas y la sugerencia es evitarlos debido a que son pobres en fibra, proteínas y nutrientes de calidad, mientras que pueden sumar desde grasas trans hasta azúcares, harinas refinadas, sal y calorías en exceso, refiere el portal Degustar el Paladar.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain