COVID: por qué un experto en salud pública dice que el “fin de la pandemia” de Joe Biden es un mensaje “inoportuno e inexacto”

El doctor Eric Toner, académico principal del Centro Johns Hopkins, refutó que el presidente Joe Biden declarara que "la pandemia ha terminado", el pasado 18 de septiembre, y explicó cómo su mensaje puede complicar los trabajos de lucha contra el COVID-19

Experto en salud pública habla sobre el "fin de la pandemia" que declaró Joe Biden

La sensación de complacencia de los estadounidenses, ante el actual escenario COVID-19, es lo que preocupa a los expertos en salud pública tras el mensaje del presidente Joe Biden sobre el "fin de la pandemia". Crédito: Shutterstock

En una entrevista ofrecida el domingo 18 de septiembre al programa 60 minutos, de CBS, el presidente Joe Biden soltó la frase que todo el país anhelaba escuchar: “La pandemia ha terminado”. Sin embargo, su declaración está causando confusión en los expertos en salud pública, quienes señalan que el número de infecciones y muertes por COVID-19 en Estados Unidos indica que la pandemia aún no llega a su fin.

Uno de ellos es el doctor Eric Toner, académico principal del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud, en la Escuela de Salud Pública de Bloomberg. En conversación con Time, el experto dijo: “Es absolutamente cierto que la pandemia es mucho menos grave de lo que era. Pero todavía tenemos 65,000 nuevos casos reportados todos los días y 450 muertes por día, lo que anualizado es 170,000 muertes por año. Así que no ha terminado”.

Pero las cifras de contagio no es lo que más preocupa al doctor Eric Toner, sobre las palabras del presidente estadounidense, sino la sensación de complacencia que el mensaje ofrece ahora a los ciudadanos, y que considera prematura.

“Es contraproducente, porque refuerza la impresión que muchas personas tienen de que ya no tenemos que preocuparnos por el COVID-19”, advirtió.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron representan las infecciones actuales por COVID-19 en Estados Unidos, y si bien no están causando enfermedades graves, son altamente contagiosas. Sin embargo, mientras más huéspedes infecte, más posibilidades tiene el virus de replicarse.

Decretar el “fin de la pandemia” hace cuesta arriba el trabajo de vacunación, dice el experto

Antes del invierno, que inicia oficialmente el 21 de diciembre, las autoridades de salud pública esperan vacunar a los estadounidenses con el primer refuerzo de Ómicron. Se trata del refuerzo bivalente COVID, un antídoto destinado a combatir contra las variantes BA.4 y BA.5, además de todas las anteriores, la cual será colocada en todas las personas mayores de 12 años.

A principios de septiembre, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), autorizaron el inicio de este proceso. Sin embargo, el mensaje de “fin de la pandemia” del presidente Biden podría complicar la aceptación ciudadana para cumplir con la vacunación y la financiación continua.

“Cuando la administración está tratando de obtener dinero nuevo del Congreso para el COVID-19, parece un mensaje inoportuno e inexacto”, señaló el doctor Eric Toner.

De momento, el presidente Joe Biden no ha vuelto a pronunciarse respecto a sus declaraciones, a la espera de hacer alguna aclaratoria o rectificación. Todo parece indicar que en cualquier momento el uso de mascarillas será solo una decisión personal y no un mandato o recomendación de seguridad sanitaria.

A lo que más temen los expertos en salud pública es que una prematura bajada de brazos, con una temporada de invierno por delante, pueda ocasionar un nuevo aumento de infecciones por COVID.

En esta nota

COVID

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain