Diabetes: tomar café antes del desayuno aumenta los niveles de azúcar en sangre

Beber dos tazas de café antes de desayunar aumentaría los niveles de azúcar en la sangre hasta en un 50%, señaló un estudio británico

Diabetes café antes del desayuno

La cafeína bloquea una proteína llamada adenosina, la encargada de decirle a tu cuerpo cuánta insulina debe producir y que sus células respondan de manera efectiva a la insulina. Crédito: Shutterstock

El café es una bebida sagrada para muchas personas y se ha demostrado que tiene múltiples beneficios para la salud. Sin embargo, tomarlo antes del desayuno aumenta tus niveles de azúcar en la sangre, un dato particularmente importante para las personas que sufren de diabetes, se encuentran en estado prediabético o que deben cuidarse por tener antecedentes con la enfermedad.

Siete de cada diez estadounidenses beben al menos una taza de café al día. Los motivos son variables y van desde el hábito, hasta aumentar el estado de alerta, la concentración y hacer que sea más fácil levantarse de la cama.

Un estudio de 2020 realizado por investigadores británicos halló que beber dos tazas de café antes de desayunar aumentaba los niveles de azúcar en la sangre hasta en un 50% y señaló dos razones principales.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

La primera es que la cafeína bloquea una proteína llamada adenosina, la encargada de decirle a tu cuerpo cuánta insulina debe producir y que sus células respondan de manera efectiva a la insulina.

Entonces, beber café antes de comer puede causar que se libere menos insulina y hacer que sus células sean menos receptivas a ella, lo que lleva a niveles más altos de azúcar en la sangre.

Además, el café aumenta las hormonas del estrés, como el cortisol y la epinefrina, en el cuerpo, que a su vez aumentan el azúcar en la sangre como una forma de tener energía disponible para ayudar a combatir cualquier amenaza a la que te enfrentes. La producción de insulina disminuye y tu nivel de azúcar en la sangre aumenta.

Entonces, mejor pasa del café antes del desayuno, y en su lugar espera comer un desayuno balanceado alto en fibra y proteína para posteriormente beber tu elixir matutino.

Tomar entre 1.5 y 3.5 tazas diarias de café aumentaría tu expectativa de vida, incluso si eres de los que les pone azúcar.

Un estudio, publicado en el Annals of Internal Medicine, analizó a unas 120,000 personas en el Reino Unido que bebían regularmente café con y sin azúcar durante un período de siete años.

Los resultados mostraron que aquellos que bebían de 1.5 a 3.5 tazas de esta bebida oscura al día tenían un menor riesgo de muerte durante esos 7 años que las personas que no la bebían.

También te puede interesar:

En esta nota

diabetes

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain