5 hábitos que puedes hacer día a día para dejar el azúcar

Con moderación el azúcar no es dañina, pero por su naturaleza es sencillo que muchos se excedan en su consumo. Te decimos 5 hábitos para dejarla definitivamente

dejar el azúcar

Las verduras ricas en almidón se descomponen de carbohidratos complejos en carbohidratos simples, es decir, azúcar, por lo que si estás reduciendo el azúcar, puede ser importante omitirlas, ya que cuanto más azúcar consumes, más anhelas. Crédito: Shutterstock

El azúcar refinada es un producto al que estamos habituados y que resulta muy complicado dejar porque es adictiva, además de perjudicial para la salud, pero hay 5 hábitos que puedes hacer día a día para cortar con ella.

Un estudio reciente sugiere que el 75% de los estadounidenses comen cantidades excesivas, muchos de los cuales podrían clasificarse como adictos al azúcar, indicó Addiction Center.

No es casualidad que se le compare con la cocaína por la liberación de dopamina que conlleva ingerirla y los peligros potenciales a la salud, como obesidad y diabetes.

Con moderación no es dañina, pero por su naturaleza es sencillo que muchos se excedan en su consumo.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Cuando tomas la decisión de no consumir más azúcar hay ciertos hábitos que deberás incorporar a tu rutina en función de que tu determinación sea sostenible en el tiempo.

Obtén suficiente descanso

Puede que te preguntes ¿qué tiene que ver el sueño con tu consumo de azúcar? La respuesta es: mucho, porque dormir bien puede tener un impacto enorme en tu salud física y mental e incluso ayuda a regular la forma en que tu cuerpo procesa el azúcar.

Las personas que duermen menos de 6 horas tienen el doble de probabilidades de tener células menos sensibles a la insulina o de tener diabetes que aquellos que duermen más.

De hecho, las personas que no duermen bien consumen más comida chatarra, principalmente alimentos grasos ricos en calorías, que las personas que cumplen con su cuota diaria de sueño.

Reduce tu consumo de alcohol

2

Reducir el consumo de alcohol podría ser la forma más fácil de reducir tu consumo de azúcar. Tanto la cerveza, como la sidra y el vino usan tanto azúcar añadida como azúcar natural como parte del proceso de fermentación.

Optar por vodka puede ser una opción menos azucarada.

Busca alternativas bajas o sin azúcar

3

En ocasiones te va a provocar algo dulce, pero eso no equivale a consumir tanta azúcar. Tu meta es comprar las alternativas bajas en azúcar que están disponibles para la mayoría de los alimentos diarios.

En lugar de llenar tu carrito de mercado con refrigerios azucarados, reemplaza los cereales, postres, barras de chocolate, papas fritas y cualquier otro alimento rico en azúcar, con opciones de refrigerios saludables.

Reduce las verduras ricas en almidón

4

Las verduras ricas en almidón se descomponen de carbohidratos complejos en carbohidratos simples, es decir, azúcar, por lo que si estás reduciendo el azúcar, puede ser importante omitirlas.

Si bien es poco probable que elimines los guisantes, las zanahorias, el maíz, las batatas y las habas de toda tu dieta, pensar en la cantidad de estos vegetales que consumes puede ayudarte a tomar decisiones más saludables, ya que cuanto más azúcar consumes, más azúcar anhelas.

Aprende a leer las etiquetas nutricionales

5

La mayoría de los empaques está diseñado para lucir como una “buena opción”. Sin embargo, todos los azúcares incluidos y agregados en los productos alimenticios deben declararse en la etiqueta por ley, así que esos no te pueden engañar.

Puede ser un tanto difícil encontrar la palabra “azúcar” en las etiquetas de los alimentos porque puede tener hasta 60 nombres. Pero una manera rápida de ubicarlos es que generalmente terminar en “osa”, como sacarosa y glucosa.

También te puede interesar:

En esta nota

dieta saludable

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain