Mezclar la fórmula de bebés con agua para rendirla: por qué nunca deberías hacerlo

El Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencia explica que agregar demasiada agua a la fórmula reduce sus niveles de nutrientes, lo que podría retrasar el desarrollo de un niño

fórmula de bebés con agua, Estar Mejor

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos también desaconseja alimentar a los bebés con ingredientes comprados en tiendas, como la leche de vaca o los sustitutos de la leche, a los bebés menores de 6 meses. Crédito: Shutterstock

La fórmula para bebés en Estados Unidos está siendo difícil de conseguir, ya que muchas marcas se han quedado sin existencias. Ante esta situación de escasez algunas madres han considerado mezclar la fórmula con agua para rendirla, algo que nunca se debería hacer, de acuerdo con expertos.

"Agregar más agua a la fórmula para bebés para intentar que dure más puede poner al niño en riesgo de sufrir una convulsión u otra emergencia médica"

Dra. Gillian Schmitz Presidenta del Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencia (ACEP)

Schmitz reconoció que puede ser tentador buscar una solución alternativa a la escasez de la fórmula, pero es muy importante seguir las instrucciones del fabricante.

La ACEP advierte que a los bebés menores de seis meses no se les debe dar agua ni ningún líquido que no sea fórmula infantil o leche materna, al menos de que lo indique el médico.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Los médicos colegiados de urgencia explican que agregar demasiada agua a la fórmula reduce sus niveles de nutrientes, lo que podría retrasar el desarrollo de un niño.

Además, podría causar un desequilibrio de electrolitos que puede provocar convulsiones y otros problemas de salud graves en los infantes.

"Las acciones que pueden parecer una forma inofensiva de estirar el suministro de fórmula podrían terminar siendo peligrosas"

Dra. Gillian Schmitz Presidenta del Colegio Estadounidense de Médicos de Emergencia (ACEP)

Por otra parte, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos también desaconseja alimentar a los bebés con ingredientes comprados en tiendas, como la leche de vaca o los sustitutos de la leche, a los bebés menores de 6 meses.

Estas no son una alternativa segura a la fórmula infantil, dice la agencia. La leche o productos lácteos similares pueden causar enfermedades graves en los bebés cuando tienen estrés por calor, fiebre o diarrea.

La leche entera solo podría ser una opción temporal durante varios días para un niño mayor de 6 meses si la fórmula infantil no está disponible.

También te puede interesar:

En esta nota

embarazo y lactancia

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain