2 maneras de saber si tienes mal aliento: cómo evitarlo

Tener mal aliento le pasar a cualquiera, lo importante es darse cuenta de manera oportuna para no perturbar a tus acompañantes. Te decimos 2 maneras para identificarlo y cómo evitarlo

mal aliento, Estar Mejor

El mal aliento, o la halitosis, es un problema asociado frecuentemente a una mala higiene bucal o enfermedades de la cavidad oral. Sin embargo, también puede indicar enfermedades sistémicas severas. Crédito: Shutterstock

Estar cerca de una persona que tiene mal aliento es probablemente una de las situaciones más incómodas y desagradables que existe. Pero cómo puedes saber cuándo el que tiene el problema eres tú. Te decimos 2 maneras para identificarlo y cómo evitarlo.

El mal aliento, o la halitosis, es un problema asociado frecuentemente a una mala higiene bucal o enfermedades de la cavidad oral. Sin embargo, también puede indicar enfermedades sistémicas severas que necesitan un diagnóstico y tratamiento específicos.

Le puede suceder a cualquiera, lo importante es darse cuenta de manera oportuna para no perturbar a tus acompañantes.

La primera manera de saber si tienes mal aliento es muy sencilla. Solo necesitarás un espejo frente al cual puedas sacar la lengua y observarla de cerca. Si ves manchas blancas o amarillas, es probable que tengas mal aliento.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

La otra técnica es bastante particular. Debes lamer el dorso de tu mano o de tu muñeca. Deja secar por 10 segundos y olerlo. Si huele agrio o desagradable, probablemente tengas mal aliento.

El mal aliento se puede prevenir y combatir con una buena higiene dental. No solo se trata de cepillar tus dientes sino también tus encías, mejillas y lengua. Usa hilo dental de manera regular para remover los pedazos de comida que quedan entre tus dientes y que el cepillo dental no puede remover.

Además, elige un buen enjuague bucal que te deje un aliento aún más fresco y bebe agua constantemente para mantener tu boca hidratada.

Si este tipo de precauciones aún te dejan propenso a tener mal aliento es hora de buscar ayuda profesional, puede tratarse de un síntoma de una enfermedad subyacente.

El mal aliento puede significar una enfermedad hepática, ya que el hígado es responsable de muchas funciones esenciales, incluida la filtración de toxinas de la sangre y la producción de bilis para ayudar con la digestión.

En consecuencia, se produce una acumulación de toxinas en la sangre y provoca mal aliento. O también que el hígado no puede producir suficiente bilis, lo que genera indigestión y mal olor en la boca.

De la misma manera, podría ser una infección oral, como un absceso en las amígdalas, bolsas de pus que pueden causar mal aliento debido a la acumulación de bacterias. Las bacterias producen compuestos de azufre que son responsables del olor desagradable.

Si padeces de reflujo, también puedes tener mal aliento. Cuando el ácido del estómago regresa al esófago, a menudo deja un sabor agrio y desagradable en la boca.

También te puedo decir:

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain