Ayuno sexual: la recomendación de expertos para aumentar el sentido de intimidad con tu pareja

Terapeutas sexuales afirman que este tipo de ayuno puede desempeñar un papel saludable si estás teniendo sexo consensuado con su pareja, pero no es tan íntimo, satisfactorio o emocionante como una vez lo fue o como sientes si podría ser

Ayuno sexual, Estar Mejor

La terapeuta sexual y psicóloga Laurie Mintz, PhD , experta en sexo y autora de Becoming Cliterat, explica que puede significar simplemente abstenerse de ciertos actos sexuales y centrarse en tipos específicos de contacto íntimo o erótico.  Crédito: Shutterstock

El ayuno sexual es una tendencia que recomiendan los expertos para aumentar el sentido de intimidad con tu pareja, pero ¿en qué consiste?

Se trata de “apagar” tu vida sexual para dar tiempo a que se regenere y luego reiniciarla logrando un mayor efecto.

Sin embargo, el ayuno sexual puede ser bastante relativo, porque variará de acuerdo a la definición de “sexo” para cada pareja. Por ello, puede tener matices similares en la práctica.

"Un ayuno sexual regular y planificado puede proporcionar un nivel similar de claridad mental, presencia, y una mayor conciencia de nosotros mismos y de las personas que nos rodean”

Zoë Kors Entrenadora sexual y autora de Radical Intimacy

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

La terapeuta sexual y psicóloga Laurie Mintz, PhD , experta en sexo y autora de Becoming Cliterat, explica a Well and Good que puede significar simplemente abstenerse de ciertos actos sexuales y centrarse en tipos específicos de contacto íntimo o erótico.

Mintz expone que este ejercicio, creado por los investigadores sexuales William Masters y Virginia Johnson, la pareja pasa por una serie de pasos graduados para restablecer el contacto sexual.

Mientras llega ese momento, aprende a concentrarse conscientemente en las sensaciones, en lugar de en el desempeño sexual.

¿Debo hacer un ayuno sexual?

En realidad no es una práctica “necesaria” para todas las parejas. Es decir, si te encuentras satisfecho con tu vida íntima no es algo indispensable.

Sobre todo sucede cuando apenas comienza una relación: hay muchas cosas por probar, posiciones y experiencias que querrán vivir. No habría que poner freno a ello. Si es tu caso, felicidades, disfruta mucho.

“Existen beneficios físicos, emocionales y relacionales reales del sexo , y restringirlo sin razón podría dejarlo sintiéndose frustrado y sin los químicos para sentirse bien que libera el sexo”

Laurie Mintz Terapeuta sexual y PhD en Psicología, experta en sexo de Lelo y autora de Becoming Cliterat

Ahora, si ya llevas tiempo en una relación y sientes que la monotonía se apodera de ella. Tal vez sea un buen momento para implementar el ayuno sexual.

Aunque debes considerar que no es una solución mágica para lidiar con los posibles problemas subyacentes de la relación, para eso hay que ir a terapia.

Lo mismo aplica si el sexo que estás teniendo está lleno de problemas como insatisfacción o falta de excitación y orgasmo.

Las expertas coinciden en que el ayuno sexual puede desempeñar un papel saludable si estás teniendo sexo consensuado y para sentirse bien con su pareja, pero no es tan íntimo, satisfactorio o emocionante como una vez lo fue o como sientes si podría ser.

Este tiempo de abstención les permitirá abordar otros aspectos de su relación y el sentido de intimidad, desde la conexión emocional, energética y física no sexual, dice Kors.

¿Cómo hacer un ayuno sexual?

Lo primero es que la decisión de hacer el ayuno sexual sea algo consensuado, dada la concepción cultural de que el sexo está relacionado con el deseo y la atracción, mejor evitar malos entendidos.

La doctora Mintz recomienda que para abordar el tema se tenga una conversación fuera del dormitorio en la que se exponga la idea y se pregunte a la pareja si estaría dispuesto a experimentarlo.

Sugiere que si la respuesta es afirmativa se haga una especie de lluvia de ideas entre ambos para hallar los límites y las condiciones que se establecerán para el ayuno.

“Es esencial abordar esta conversación con un espíritu de curiosidad, colaboración y creatividad”, agregó Kors.

Las terapeutas advierten que renunciar a todo contacto puede ser dañino y contrario a lo que se busca puede desconectarlos. En cambio, se puede por ejemplo eliminar solo el contacto genital y al mismo tiempo participar en otros besos y contactos eróticos.

“Quitar el contacto genital de la mesa, mientras siguen besando y tocándose eróticamente, puede ser excitante, les recordará la importancia de los 'juegos previos diarios'”

Laurie Mintz Terapeuta sexual y PhD en Psicología, experta en sexo de Lelo y autora de Becoming Cliterat

El período de tiempo del ayuno dependerá de la frecuencia del sexo en la actualidad, si por ejemplo tienen sexo una vez a la semana, puede que un mes sea un buen tiempo de ayudo. Si lo hace de manera más frecuente, puede que un mes sea demasiado.

Por otra parte, debe haber una comunicación constante respecto a cómo se sienten sobre la abstinencia (esto puede terminar en conversaciones bastante “estimulantes”). Asimismo, realicen una agenda para compartir tiempo de calidad, algo que puede referirse a ver películas en casa o salir a una cena romántica.

Cuando se acerque el “deadline” del ayuno sexual, hagan ese momento de reconexión algo especial.

Esta es la culminación feliz de una actividad que hizo para beneficiar su relación, y debería sentirse como una celebración.

Sigue leyendo:

En esta nota

sexualidad

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain