Pan integral para bajar de peso: cuán cierto es que engorda menos que el pan blanco

La Fundación Española de Nutrición (FEN) precisa las calorías que contienen el pan blanco y el pan integral, lo que te permite saber si el segundo engorda menos y así no entorpecer tu plan para bajar de peso

Pan integral

A diferencia del pan blanco, el pan integral aporta mayor cantidad de fibra, vitaminas y minerales. Crédito: Shutterstock

Típico: inicias el proceso para bajar de peso y la primera de tus decisiones es empezar a comer pan integral. ¿Pero cuán cierto es que engorda menos que el pan blanco? Este alimento conserva muchos mitos y la mayoría no están respaldados científicamente, sin embargo, la clave está alojada en su contenido nutricional, que incluye la cantidad de calorías que posee cada uno.

Eliminar el pan de tu dieta es complicado, ya que es muy tradicional comerlo en el desayuno y en la cena. Además, la Universidad de Harvard indica en su modelo de plato saludable, que los cereales deben ocupar un 25% de lo que comemos al día. Aunque también es cierto que el porcentaje puede adquirirse en otros alimentos como el arroz y la pasta, solo que elaborados con harinas integrales.

Respecto a sustituir el pan blanco por el integral, bajo la percepción de que engorda menos, este es uno de los errores más comunes si estás pensando en disminuir las calorías. De acuerdo a la Fundación Española de Nutrición (FEN), el pan blanco te aporta 277 calorías por cada 100 gramos, mientras que el integral te ofrece 260. Como verás, la diferencia es insignificante.

El pan integral contiene mayores nutrientes

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Pero este punto sí es correcto. Si se trata del contenido de nutrientes que otorga cada uno, el pan integral es la mejor opción desde una perspectiva saludable.

Según los expertos, la diferencia es que para elaborar las harinas refinadas los granos del trigo son machacados solo después de habérseles retirado el salvado. Con la harina integral procede al contrario y esa capa superficial del grano, además de ser rico en fibra, posee una buena proporción de vitaminas y minerales.

En este sentido, la clave es que el pan integral es fabricado con granos que conservan su estructura completa, por lo que se aprovecha todo su poder nutricional.

La Fundación Española de Nutrición precisa que el pan integral posee hasta un 8.5% de fibra, superando notablemente el 2.2% que otorga el pan blanco. Y si se trata de adelgazar la fibra es un componente es fundamental, ya que reduce el índice glucémico de los carbohidratos y sacia tu apetito por más tiempo después de comer.

En definitiva, el pan integral engorda tanto como el pan blanco (sí, duele saberlo), pero la ventaja es que puede calmar tu hambre por más tiempo y así evitarás consumir más calorías. Asimismo, es una opción nutricional más saludable, su aporte de proteínas es ligeramente mayor y ofrece destacados minerales como el fósforo, magnesio, zinc y hierro.

Te puede interesar:

En esta nota

bajar de peso dieta saludable

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain