Hipertensión arterial: 5 peores hábitos alimenticios que haces a diario

Existen hábitos alimenticios que haces a diario y que sin darte cuenta pueden estar contribuyendo a desarrollar hipertensión arterial o elevar tu niveles si ya la padeces. Te decimos 5 de ellos

hipertensión, Estar Mejor

Las frituras son deliciosas, pero también proporcionalmente perjudiciales para tu organismo y tu hipertensión. Estas preparaciones contienen grasas saturadas y trans, que derivan en aumento de peso. Crédito: Unsplash

Existen hábitos alimenticios que haces a diario y que sin darte cuenta pueden estar contribuyendo a desarrollar hipertensión arterial o elevar tu niveles si ya la padeces. Te explicamos las 5 peores cosas que puedes hacer.

La presión arterial alta aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares o derrames, dos de las principales causas de muerte en los estadounidenses.

Es una enfermedad silenciosa, es decir que generalmente no presenta síntomas, por lo que la única forma de saber si la tienes es medir la presión arterial de manera constante y que un médico examine los valores.


Recibe gratis todas las noticias en tu correo

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Casi la mitad de los adultos en los Estados Unidos, 47% o 116 millones, tienen hipertensión. Cumplen con los criterios de tener una presión arterial sistólica superior a 130 mmHg o una presión arterial diastólica superior a 80 mmHg o están tomando medicamentos para la hipertensión.

Estos son los 5 peores hábitos alimenticios que haces a diario y que contribuyen a desarrollar hipertensión arterial:


Consumir ultraprocesados

1

Los productos ultraprocesados no son buen alimento para el cuerpo. Contienen grandes cantidades de sodio que no resultan beneficiosas para el organismo.

Las sopas de caja, los enlatados y los aderezos son preparaciones diseñadas para hacer tu vida “más fácil y rápida”, pero que puede traer complicaciones a la larga.


Comer fuera de casa

2

Si tu excusa es que no preparas tu comida en casa porque “no tienes tiempo”, comer fuera te acerca cada vez más a mayores problemas relacionados con la presión arterial.

No se trata de que más nunca vayas a un restaurante o de que te des gustos de comida rápida ocasionalmente, sino de que no lo hagas de manera habitual.


Beber alcohol en exceso

3

El consumo excesivo de alcohol puede desencadenar problemas de presión arterial. Se desaconseja beber más de una copa al día, las mujeres, y dos para los hombres, pero incluso algunas investigaciones cuestionan dicha cantidad.

De acuerdo con Mayo Clinic, tomar más de tres tragos en una sola sesión eleva temporalmente la presión arterial, pero los atracones repetidos pueden provocar aumentos a largo plazo.

Las personas tienden a experimentar mejoras en su salud con la disminución o abstención del consumo de alcohol.


Abusar de las frituras

4

Sí, las frituras son deliciosas, pero también proporcionalmente perjudiciales para tu organismo y tu hipertensión.

Estas preparaciones contienen grasas saturadas y trans, que derivan en aumento de peso.

Cuando hay sobrepeso, el corazón tiene que trabajar más para bombear sangre y el exceso de peso ejerce presión sobre los riñones, que es un órgano vital en la regulación de la presión arterial.

Además, suelen tener alto contenido en sodio.


Salar mucho tu comida

5

Si eres de los que come con el salero en mano para “darle sabor a tu comida”, cuidado.

La Clínica Cleveland explica cómo funciona tu cuerpo cuando comes demasiada sal.

El sodio hace que retengas agua extra para “lavar” la sal de tu cuerpo. En algunas personas, esto puede provocar un aumento de la presión arterial, debido a que el agua añadida ejerce presión sobre el corazón y los vasos sanguíneos.

Sigue leyendo:



En esta nota

prevención de enfermedades
Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain