Mi bebé está estreñido: 7 remedios caseros para ayudarlo a deponer y cuándo debes llevarlo al pediatra

Algunos ejercicios suaves, unos masajes e incluso la estimulación rectal pueden ayudar a que tu bebé estreñido regularice sus evacuaciones. También te decimos cuándo es pertinente llevarlo al médico

Mi bebé está estreñido

En sus gestos y en el color de la piel del rostro al pujar, los bebés pueden dar señales de estar estreñidos. Crédito: Freepik

Un bebé está estreñido no solo cuando no puede deponer, sino también cuando las heces son muy duras, lo que le produce un evidente malestar. Por lo general ocurre porque los músculos abdominales aún son débiles y necesitan un poco de ayuda para regularizar su evacuación. Te ofrecemos algunos métodos para estimular sus intestinos y cuándo es el momento de consultar directamente con el pediatra.

7 remedios caseros para ayudar a tu bebé estreñido

Un poco de ejercicios

1

Sería muy gracioso pensar que tu bebé va a aplicarse en unas cuatro series para ejercitar los abdominales, así que vamos a ayudarle con unos ligeros movimientos que pueden estimular sus intestinos.

Acuesta a tu bebé boca arriba, toma sus piernitas y muévelas suavemente como si estuviera pedaleando una bicicleta. Precisamente este ejercicio puede activar la función intestinal, permitiendo que pueda evacuar. Si notas que ha sido efectivo, practícale los movimientos hasta que se regularice.

Un baño tibio

2

La idea de este remedio casero es que los musculitos del abdomen se relajen y faciliten la deposición. Además, el baño tibio puede relajarle, ya que tu bebé puede sentir el estreñimiento.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Un cambio en la dieta

3

Dependerá esencialmente de la edad y la dieta que vaya siguiendo tu bebé, así como la tuya.

Si estás amamantando, probablemente debas intentar con varios alimentos para así detectar cuáles son los que elevan o reducen el estreñimiento en tu bebé. En caso de que se alimente a través de la fórmula, podrías consultar con su pediatra para intentar con otra.

En caso de que ya ingiera alimentos sólidos, procura darle alimentos con buen contenido de fibra, como las frutas y los vegetales. De acuerdo a Medical News Today, estos son los más recomendables: manzana (sin cáscara), brócoli, avena, pan, pasta integral, melecotón, durazno, ciruelas y peras.

Dale una dosis extra de agua

4

A través de la leche materna, tu bebé recibe la cantidad de agua que necesita para estar hidratado, pero en caso de sufrir un estreñimiento, es aconsejable darle un poco más de agua, ya que podría beneficiarle.

Esta es una recomendación frecuente de los pediatras para los bebés que tienen entre 2 y 4 meses de edad. La idea es añadir un poquito de agua o jugo de fruta en su alimentación.

Hazle masajitos

5

Es uno de los remedios más efectivos para estimular los intestinos de tu bebé y hay varias formas de practicarle un masaje.

Con la punta de tu dedo y en sentido de las agujas del reloj, hazle movimientos circulares en la barriguita. También puedes hacerlo justo alrededor del ombligo.

Otra manera también es acariciarle de arriba hacia abajo (desde la caja torácica hasta el ombligo) con el borde de un dedo.

¿Qué tal un poco de jugo de fruta?

6

En sintonía con esa pequeña dosis extra de líquido, el jugo de fruta (de ciruela o manzana) pueden ayudar muchísimo a tu bebé a superar el estreñimiento.

Los expertos aconsejan unas 2 a 4 onzas del jugo para que entre más líquido a los intestinos para ablandar las heces. La bebida debe dársele sin ningún tipo de azúcar o endulzante.

Si es primera vez que tu bebé probará el jugo de fruta, también es recomendable que consultes al pediatra.

Estimulación rectal

7

La idea de esta técnica es estimular directamente el ano del bebé, con un termómetro completamente limpio y previamente lubricado. Toma en cuenta que es un método que del que no se debe abusar, ya que podrías incomodarlo y empeorar el estreñimiento.

Cuándo debes llevar al pediatra a tu bebé estreñido

Si han transcurrido un par de días y tu bebé no ha evacuado, ya es momento de comunicarte con el pediatra o visitar directamente el consultorio, sobre todo si has probado todos los remedios caseros sin éxito.

En caso de que presente sangre en las heces, está irritado o demuestra sentir dolor abdominal no esperes más y llévalo al pediatra lo más pronto posible.

También te puede interesar: Por qué mi bebé vomita la leche materna

En esta nota

cuidado de bebés remedios caseros

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain