COVID: los latinos son quienes menos se vacunan en Estados Unidos, según la Universidad Johns Hopkins

Según datos que maneja la Universidad Johns Hopkins, de 37 estados del país que hacen un seguimiento a los casos y vacunas aplicadas por grupo étnico, "los hispanos representan una proporción menor"

COVID

El tiempo, estatus migratorio y el acceso a la salud pública siguen siendo barreras que impiden a los latinos vacunarse. Crédito: CDC | Unsplash

A finales de marzo de 2021, el New York Times presentó un informe que evidenciaba las bajas tasas de vacunación contra el COVID-19 entre las comunidades latinas de Estados Unidos. Esto a pesar de la amplia disponibilidad que los antídotos como Pfizer/BioNTech, Moderna y Johnson & Johnson ya tenían en aquel momento del años. Cinco meses después, un nuevo análisis confirma que esta situación no ha cambiado.

En el estado de Arizona, el 32% de los ciudadanos son latinos, pero tan solo un 11% ha tenido acceso a la vacuna, de acuerdo al documento difundido en marzo. Una situación similar ocurría en California (39.5% – 21%), Texas (40%-26%) y Nuevo México (49%-38%), donde la brecha es más alta.

Ahora la Universidad Johns Hopkins, que maneja una megadata sobre los casos de contagio y vacunación en referencia al Coronavirus, afirmó que la población negra e hispana de Estados Unidos “tiende a someterse menos a las pruebas y las vacunas contra el COVID-19”. Los datos fueron compartidos en exclusiva a CNN, según reseñó la misma cadena de noticias.

En este sentido, de los 37 estados que hacen un seguimiento de los casos y de la cantidad de vacunas aplicadas por grupo étnico, “los hispanos representan una proporción menor que de los casos en todos los estados, menos en cuatro de ellos”. Por su parte, de los 39 estados que hacen un seguimiento por raza, “las personas negras representan una parte menor de las vacunaciones, que de los casos en todos los estados, menos en seis”.

La misma tendencia fue observada por la Universidad Johns Hopkins en cuanto a las pruebas para determinar un caso positivo o negativo de COVID-19.

La doctora Beth Blauer, directora ejecutiva de los Centros para el Impacto Cívico de la Universidad Johns Hopkins, conversó con CNN y señaló textualmente: “Estos datos, aún en su naturaleza acotada, confirman que si alguien es pobre, negro o moreno en este país, está muy limitado en su acceso a los recursos básicos que le podría permitir tomar decisiones personales sobre el COVID-19″.

También te puede interesar: Por qué las legumbres hacen a los latinos el grupo más longevo de Estados Unidos

3 motivos que separan a los latinos de sus vacunas en Estados Unidos

Desde marzo, e incluso antes, los expertos en salud pública venían manejando algunos motivos que hacían dudar a las comunidades latinas para someterse a su proceso de vacunación. El desconocimiento de que los antídotos son gratuitos era una razón que predominaba durante el mes de febrero, sin embargo, esto cambió luego de tantos meses conviviendo entre las vacunas.

Pero aún hay otras circunstancias, marcadas por el tiempo, el estatus migratorio y por supuesto el acceso a la salud pública. Veamos cuáles son:

Falta de tiempo para ir a vacunarse

1

Gilda Pedraza, directora ejecutiva del Latino Community Fund, en Atlanta, explicó que las obligaciones de cumplir con sus empleos es otra barrera que “impide” a los latinos vacunarse.

Los trabajadores esenciales manifiestan tiempo limitado. E incluso, debido a las condiciones económicas, no pueden darse el lujo de perder un día si experimentan efectos secundarios.

Temor a cambios en el estatus migratorio

2

Es probablemente la mayor preocupación para muchas familias en condición de inmigrantes. Pese a que el Departamento de Seguridad Nacional declaró que recibir la vacuna no afectará el estado migratorio de una persona, los latinos no se atreven a correr el riesgo.

La emprendedora social Gilda Pedraza contó que durante un contacto telefónico con dos migrantes, estos le manifestaron que “preferían no tener la vacuna” ante la interrogante sobre una alteración en su estado migratorio. “Es posible que no vivas para ver tu proceso de inmigración si no te vacunas”, fue la respuesta.

Menos probabilidades de acceso a servicios de salud

3

De acuerdo a los expertos en salud pública, un proveedor de atención médica le daría a los latinos la información que requieren para aliviar estas barreras para recibir las vacunas contra el COVID. Pero hay otro inconveniente, y es que las comunidades hispanas tienen menos probabilidades de tener un acceso regular o confiable a servicios de salud.

En contraparte, el informe que publicó NY Times indicó un punto a favor para reducir la brecha entre la población latina vacunada y no vacunada, y es la posibilidad de elegir la vacuna en algunos estados. Sin embargo, los representantes de salud pública aseguran que las barreras de acceso continúan siendo el factor determinante en la disparidad.

En esta nota

coronavirus

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain