Embarazo ectópico: cómo puede detectarse a tiempo para evitar riesgos mayores

Aunque al principio puede lucir normal, con síntomas típicos del embarazo, con el tiempo produce gran debilidad, dolor abdominal y sangrados vaginales que obligan a asistir a la sala de urgencias

embarazo ectópico

El embarazo ectópico no prospera, por lo que también es calificado como una pérdida prematura del mismo. Foto: Freepik

Los especialistas médicos definen el embarazo ectópico como una condición en la que el óvulo fecundado se implanta fuera del útero, por lo que su crecimiento podría dañar los órganos cercanos y producir complicaciones que ponen en riesgo la vida de la madre. Por tales motivos es fundamental prestar atención a los síntomas y detectarlo a tiempo.

Aunque al principio puede lucir normal, con síntomas típicos como la ausencia del ciclo menstrual, náuseas matutinas, sensibilidad en los senos y algunos mareos, a medida que avanzan los días el embarazo ectópico produce gran debilidad, dolor en intenso en la zona abdominal y sangrados vaginales irregulares.

A partir de ese momento es tiempo de asistir a la sala de urgencias, donde un especialista podrá diagnosticar si estás enfrentando esta dura condición en la gestación.

Cómo detectar a tiempo un embarazo ectópico

La forma más rápida y certera de identificarlo es mediante una exploración médica. En este sentido el especialista practica un examen pélvico, un análisis de sangre o una prueba de ultrasonido, que tiende a ser mucho más precisa. La idea es que sea detectado lo más pronto posible para evitar que el óvulo mal fecundado crezca y produzca complicaciones severas.

El embarazo ectópico no prospera, por lo que también es calificado directamente como una pérdida prematura del mismo.

Una vez que la condición es diagnosticada, el médico puede aplicar dos tipos de tratamiento: uno con medicamentos y otro por medio de una cirugía, que es el más recurrente. Sin embargo, el especialista es quien debe definirlo.

La primera alternativa consiste en aplicar una inyección que pone fin al embarazo (ectópico), deteniendo el crecimiento del óvulo, reseña Planned Parenthood. Este tratamiento no debería dañar las trompas de Falopio, caso contrario que en la cirugía.

Cuando el médico decide que lo más conveniente es realizar un procedimiento quirúrgico, el método más especializado es la laparoscopia, donde se introduce un lente óptico que permite la visión hasta el sitio exacto donde se encuentra el óvulo. La operación consiste en hacer una pequeña incisión y retirar el producto del embarazo. En reiteradas ocasiones requiere de una cicatrización en las trompas de Falopio o, si es necesario, cortar algo de ellas.

¿Y después qué…?

Desafortunadamente el embarazo ectópico produce sensaciones similares a la de un aborto espontáneo, por lo que además de la recuperación física, la madre requiere de terapia psicológica, sobre todo si deseaba quedar encinta.

El shock, la desilusión e incluso el alivio por superar un proceso que es sumamente delicado son parte de las emociones encontradas que la paciente experimenta y que pertenecen a un proceso de duelo.

En esta nota

embarazo y lactancia

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain