La actriz Glenn Close confiesa al Príncipe Harry haber crecido en una secta con “devastadoras consecuencias psicológicas”

La artista de 74 años, ocho veces nominada al Óscar, reveló detalles de su infancia y cómo una mala decisión de su padre le llevó a pertenecer durante 15 años a un grupo religioso

Glenn Close

Glenn Close en la 93.ª edición de los Premios Óscar, celebrada el pasado 25 de abril. Foto: Getty Images

Cuando tan solo tenía 7 años, la vida de la actriz Glenn Close dio un giro inesperado, de esos que pueden marcarte para siempre. De la mano de su padre, la afamada artista fue sometida a un grupo religioso conservador que no solo pudo haber truncado su carrera profesional, sino que le dejó “traumas infantiles” y desafortunados resultados en su vida amorosa.

En una entrevista con el Príncipe Harry, la mujer de 74 años confesó los detalles de su infancia y el impacto negativo de haber participado en este secta.

“Yo estaba en este grupo llamado MRA (Moral Re-Armament) y era básicamente un culto. Todos decían las mismas cosas y hay muchas reglas, mucho control”, dijo en The Me You Can’t See, una nueva serie documental creada por Oprah Winfrey y el ex miembro de la realeza británica.

El padre de Glenn Close, el doctor William Taliaferro Close, fue quien se unió inicialmente al MRA, en 1954, reseñó Independent. Su hija apenas era una niña cuando, encarcelado en las creencias, trasladó a su familia hasta la sede del grupo religioso, ubicado en Suiza.

Cabe destacar que el reverendo Frank Buchman, en 1938, fue quien fundó el Moral Re-Armament, bajo la creencia de que el cambio de cada individuo significa el cambio del mundo.

Glenn Close creció durante 15 años en la secta religiosa

“Cualquier cosa que pensaras que harías por ti misma se consideraba egoísta. Nunca fuimos de vacaciones ni tuvimos recuerdos colectivos de cosas distintas, lo cual fue realmente horrible”, contó entre lágrimas la ocho veces nominada al Óscar como Mejor Actriz.

Tras permanecer durante 15 años en la secta, finalmente pudo proseguir su carrera artística en Virginia. Afortunadamente las decisiones de su padre no truncaron una exitosa trayectoria en Hollywood, pero Glenn Close está segura de estar afectada psicológicamente.

“Es asombroso que algo por lo que pasas en una etapa tan joven de tu vida todavía tenga tanto potencial para ser destructivo. Creo que eso es un trauma infantil, debido a la devastación, emocional y psicológica, del culto”, explicó la también productora.

Aunque nunca ha revelado cómo pudo abandonar la secta, sí se ha mostrado abierta al tema, las complicadas experiencias y la terapia que debió buscar para superar dichos traumas.

Una vida amorosa muy interrumpida: ¿debido a la secta?

Si bien no señala su pasado y traumas infantiles como los escenarios responsables de su interrumpida vida amorosa, Glenn Close se sincera al expresar que no ha tenido éxito en sus relaciones. “No he encontrado una pareja permanente y lo siento”, dijo la actriz, quien se casó en tres oportunidades.

Durante dos años (1969-1971) estuvo casada con el guitarrista y compositor Cabot Wade. En la misma década sostuvo una breve relación con el actor y ganador del Óscar, Kevin Kline. Ya para 1979 compartió vida sentimental con Len Cariou, artista de Brodway. Y en 1984 volvió a casarse, esta vez con el empresario James Marlas, matrimonio que duró hasta 1987.

Poco después, ese mismo año, inició un romance con el productor John Starke y con quien tuvo su única hija, Annie. Ambos se separaron en 1991. Fue en febrero de 2006 cuando contrajo nupcias por tercera ocasión, con el ejecutivo David Evans Shaw, relación que se prolongó hasta 2015. Pero antes de su último matrimonio sostuvo hasta cuatro relaciones, la más destacada con el carpintero Steve Beers, con quien llegó a comprometerse sin que la boda se efectuara.

En esta nota

salud mental

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain