Por qué incluir hongos en nuestra dieta puede reducir casi a la mitad el riesgo de desarrollar cáncer

El análisis de más de una decena de estudios sobre el cáncer y el consumo de hongos reveló que consumir 18 gramos de un tipo de setas al día puede prevenir la aparición de este tumor maligno

El estudio en el que se explica por qué incluir hongos en nuestra dieta puede reducir casi a la mitad el riesgo de desarrollar cáncer

Comer un mínimo de un cuarto de taza de hongos al día puede ayudarte a prevenir el cáncer. / Foto: Mdjaff - Freepik.

Un análisis realizado a 17 estudios sobre el cáncer publicados entre los años 1966 y 2020, para determinar el vínculo entre el consumo de hongos y la enfermedad, encontró que incluir un tipo de setas en nuestra dieta puede reducir a casi la mitad el riesgo de desarrollar este tumor maligno debido a las altas cantidades de un tipo de antioxidante y protector celular que contiene este alimento.

“Los hongos son la fuente dietética más alta de ergotioneína, que es un antioxidante y protector celular único y potente”, dijo el autor del estudio, Djibril M. Ba, del Penn State College of Medicine. “Reponer antioxidantes en el cuerpo puede ayudar a proteger contra el estrés oxidativo y reducir el riesgo de cáncer“, agregó el investigador.

El estudio en el que se explica por qué incluir hongos en nuestra dieta puede reducir casi a la mitad el riesgo de desarrollar cáncer

Científicos del Penn State Cancer Institute hallaron que comer sólo 18 gramos de hongos, que es igual de ⅛ a ¼ de taza o un una seta de botón mediano, redujo el riesgo de contraer la enfermedad en un 45%, refiere el portal Dayli Mail.

Varios estudios han relacionado previamente la ingesta de hongos con la reducción del riesgo de cáncer, incluidos los cánceres de próstata y cuello uterino.

“En general, estos hallazgos proporcionan evidencia importante de los efectos protectores de los hongos contra el cáncer”, dijo John Richie, profesor de ciencias de la salud pública y farmacología en el Penn State Cancer Institute, y autor del estudio que refiere que comer sólo 18 gramos de hongos al día puede reducir casi a la mitad el riesgo de desarrollar cáncer.

No obstante, dijo al Dayli Mail que “se necesitan estudios futuros para identificar mejor los mecanismos involucrados y los tipos de cánceres que pueden verse afectados”.

Sobre el tipo de setas más recomendadas para incluir en la dieta, el especialista mencionó los hongos shiitake, ostra, maitake y ostra rey, los cuales, destacó, tienen cantidades más altas de ergotioneína que los de botón blanco, cremini y portabello. Asimismo, refirió que la manera como se cocinen podrían afectar sus beneficios.

A pesar de esto, el análisis del equipo, que comprende datos de más de 19,500 pacientes con cáncer, encontró que las personas que incorporaron cualquier variedad de hongos en sus dietas diarias tenían un riesgo menor de cáncer, apuntó el portal.

“La asociación entre un mayor consumo de hongos y un menor riesgo de cáncer, particularmente cáncer de mama, puede indicar un papel protector potencial de los hongos en la dieta”, concluye el equipo en su estudio, publicado en Advances in Nutrition.

En 2019, investigadores de la Universidad de Tohoku en Japón informaron un vínculo entre comer hongos y un menor riesgo de cáncer de próstata.

Los expertos de Tohoku habían monitoreado a 36,499 hombres entre las edades de 40 y 79 años en Miyagi y Ohsaki, Japón.

Los participantes que consumieron hongos una o dos veces por semana tenían un riesgo 8% menor de desarrollar cáncer de próstata, en comparación con aquellos que comieron hongos menos de una vez por semana. Y aquellos que consumían hongos tres o más veces por semana tenían un riesgo 17% menor que aquellos que comían hongos menos de una vez a la semana.

En 2009, un equipo del Centro Médico de Nueva York informó sobre las propiedades anticancerígenas del hongo Maitake utilizado en la cocina china.

La combinación de un diminuto extracto concentrado del hongo con una proteína anticancerígena llamada interferón alfa redujo el crecimiento de las células cancerosas de la vejiga y la próstata en los pacientes hasta en un 75%.

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain