¿Disminuyeron los casos graves de asma por el uso del cubrebocas? Especialista lo explica

El equipo de la unidad de inmunología del Centro Médico Sheba, en Israel, halló que los casos de asma grave cayeron más de un 40% en sus instalaciones desde que es obligatorio el uso de mascarilla por la pandemia del coronavirus

¿Disminuyeron los casos graves de asma por el uso del cubrebocas? Especialista lo explica

Los casos de asma grave han bajado con el uso del cubrebocas. / Foto: Freepik.

Según Nancy Agmon-Levin, jefa de la unidad de inmunología clínica, angioedema y alergia del Centro Médico Sheba, el hospital más grande de Jerusalén, el uso del cubrebocas ha hecho que las hospitalizaciones por asma grave disminuyeran en sus instalaciones.

Al analizar los datos hospitalarios en los que opera, la especialista constató que las hospitalizaciones por asma severa habían bajado un 65% en 2020 respecto a 2019. También se observó una caída de un 45% en las visitas a urgencias del hospital con asmáticos, señala el portal Femme Actuelle.

“Las mascarillas bloquean los agentes infecciosos y definitivamente el polen”, precisó Agmon-Levin; y gracias a este dispositivo protector, “la mayoría de los pólenes no entrarán en la nariz y la boca, por lo que se tendrán muchas menos alergias”, agregó.

El asma es una enfermedad crónica de los pulmones que consiste en la inflamación e hiperactividad de las vías respiratorias, refiere el portal de la Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología.

Esta enfermedad, con sus muchos síntomas y cuadros clínicos, puede desencadenarse por la inhalación de alérgenos del ambiente como polen, polvo, caspa animal, moho u otros irritantes contaminantes, perfumes y microbios que pueden provocar reacciones incómodas y a veces mortales.

Los síntomas del asma pueden incluir tos crónica y recurrente, sibilancias, dificultad para respirar, opresión o presión en el pecho, tensión de los músculos de cuello y del pecho, respiración rápida (taquipnea) y cambios en la frecuencia cardíaca. Un ataque de asma grave puede requerir hospitalización. En casos muy raros, el asma grave puede ser fatal, señala el portal.

Durante un ataque de asma, también llamado exacerbación asmática, las vías respiratorias se hinchan e inflaman. Los músculos alrededor de las vías respiratorias se contraen y estas producen mayor mucosidad, lo cual hace que los conductos respiratorios (bronquiales) se estrechen, refiere por su parte el portal de Mayo Clinic.

Mientras duran estos ataques, puedes toser, tener sibilancias y problemas para respirar. Los síntomas de un ataque de asma menor mejoran con un tratamiento rápido en el hogar. No obstante, un ataque de asma grave que no mejora en casa puede convertirse en una emergencia que pone en riesgo la vida.

Estos son algunos de los signos y síntomas del ataque de asma:

  • Dificultad respiratoria grave, opresión o dolor en el pecho, y tos o sibilancia
  • Lecturas de medición del flujo espiratorio bajas, si utilizas un medidor de flujo espiratorio
  • Síntomas que no responden cuando usas un inhalador de acción rápida (de rescate)

Asimismo, señala Mayo Clinic que los signos y síntomas de un ataque de asma varían de una persona a otra.

En esta nota

prevención de enfermedades

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain