¿Puede el alcohol de azúcar sustituir los endulzantes si tengo diabetes?

El alcohol de azúcar es un carbohidrato dulce, muy bajo en calorías, que puede añadirse a café, té y cereales, por lo que parece una alternativa válida para los diabéticos

alcohol de azúcar

Algunas galletas bajas en calorías son elaboradas con alcohol de azúcar. Foto: Freepik

Seguro se te hace extraño leer la palabra “alcohol”, pero la realidad es que no puede emborracharte, ya que no contiene etanol. El alcohol de azúcar es un tipo de carbohidrato dulce, con una estructura química muy similar a la tradicional. Sin embargo, se digiere de forma distinta y causando menor impacto en la sangre, lo que favorece a cualquier persona que padezca diabetes.

Gracias a la forma en cómo se metaboliza, el alcohol de azúcar sí es un sustituto seguro de los endulzantes que ya conocemos. Igualmente se debe consumir con moderación, porque el exceso podría elevar los niveles de azúcar en la sangre, un escenario que los diabéticos no pueden permitir.

¿Alguna vez has comido helado bajo en calorías? Este es un excelente ejemplo de alimentos procesados que contienen este edulcorante, y es algo similar a masticar chicles sin azúcar. También es natural encontrarlo en algunas frutas aptas para pacientes con diabetes, como las manzanas y peras.

De acuerdo al portal Greatist, un producto que contenga alcohol de azúcar, describirá algunos de los siguientes nombres: xilitol, isomalt, glicerol, manitol, maltitol, sorbitol y lactitol.

Estas sustancias se digieren por el organismo a través de una absorción directa del hígado o el metabolismo indirecto por bacterias intestinales. Ambos procesos no requieren insulina, la hormona que regula los niveles de azúcar en la sangre, razón por la que es válido consumirlas si tienes diabetes. Pero no lo olvides: siempre con moderación.

¿Y cómo consumir el alcohol de azúcar?

La idea es que forme parte de tu dieta diaria. La Asociación Estadounidense de Diabetes aprueba que sea empleado en té, café y cereales. Además, puedes añadirlo en productos horneados y obtener el sabor dulce tradicional, pero sin riesgo a elevados niveles de azúcar.

Al ser un carbohidrato dulce, de bajas calorías, también ayuda a mantener un peso saludable. Si tienes diabetes, es una condición importante, así que son muy buenas noticias.

Aunque es recomendable disfrutarlo con prudencia, no hay un límite diario para su consumo. Sin embargo, los Centros para el Control y Protección de Enfermedades (CDC) indican como referencia que un paciente con diabetes pueden ingerir la mitad de sus calorías diarias de los carbohidratos, lo cual depende del peso, edad y estilo de vida.

Desventajas del alcohol de azúcar

Desafortunadamente sí las hay, más allá de ser un edulcorante de escasas calorías. Lo primero es que no todos los productos con alcohol de azúcar son aptos para diabéticos, por lo que es recomendable leer la información nutricional descrita en la etiqueta para ver cuáles son los demás componentes.

Otra forma efectiva de dar con la respuesta es comparar la versión estándar del producto y su versión “light”, ya que allí te darás cuentas si estás consumiendo las mismas cantidades de calorías. Lo mismo ocurre con los contenidos de grasas saturadas o trans, así que revisa con mucha cautela.

Aunque no lo creas, reducir la porción que comes de un producto original podría convenirte más que adquirir una versión sin azúcar, que por lo general también son más costosas.

Y una desventaja directa del alcohol de azúcar son sus efectos laxantes y otros síntomas gástricos, sobre todo si no lo has consumido con la moderación recomendada.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain