Vida social es salud: La soledad en la vejez puede predisponer al Alzheimer

Científicos recopilaron datos de adultos respecto a su modo de vida y determinaron que la soledad persistente, durante la mediana edad, eleva el riesgo de padecer Alzheimer y demencia

alzheimer por soledad

La soledad persistente produce depresión, insomnio y deteriora el desarrollo cognitivo. Foto: Unsplash

Una nueva investigación demostró recientemente que existe un vínculo entre el Alzheimer y el hecho de estar solo. La Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, sede del estudio, afirmó que la soledad persistente, sobre todo en la mediana edad (después de los 40), te hace más propenso a desarrollar la enfermedad que afecta la memoria y otras funciones mentales.

El hallazgo fue publicado en la revista Alzheimer’s & Dementia, donde los científicos también expusieron la diferencia respecto de la soledad transitoria, ya que esta última se basa en la resiliencia psicológica después de experiencias adversas y reduce las probabilidades de sufrir demencia.

La soledad persistente en la mediana edad no es calificada como una enfermedad clínica, pero está asociada con algunos efectos de salud negativos: trastorno del sueño, depresión, deterioro cognitivo y el aumento del riesgo en sufrir un accidente cerebrovascular.

El Alzheimer es un deterioro progresivo del pensamiento, los comportamientos y las habilidades sociales, afectando la capacidad de una persona para vivir de forma independiente. Incluso suena contradictorio que la soledad, al final del tiempo, te obligue a depender de los cuidados de alguien más.

Así se determinó que la soledad persistente puede predisponer el Alzheimer

Los científicos de la Universidad de Boston partieron por recopilar datos de adultos cognitivamente normales. Para el estudio tomaron en cuenta factores como: edad, sexo, educación, red social, vivir solo, salud física e incluso la influencia genética

Una vez que efectuaron el análisis, pudieron determinar que la soledad persistente se asoció con un mayor riesgo de sufrir Alzheimer y demencia. Por su parte, la soledad transitoria presentó menores probabilidades.

5 señales de la soledad persistente

Normalmente la soledad no es un estado de aislamiento que todos puede elegir o desear, sino que forma parte de las circunstancias de vida, siendo pasajera o prolongada. El riesgo está precisamente cuando es un largo periodo de tiempo, ya que se puede volver crónica o persistente.

Existen algunas señales o síntomas para reconocer que este tipo de soledad nos está invadiendo, así tendrás la oportunidad y consciencia para cortarla de raíz.

Cómo identificar la soledad persistente:

1) Dificultad de concentración y trastornos del sueño no resueltos

2) Falta de apetito y energía

3) Sensaciones de inutilidad y desesperanza sin motivo aparente

4) Dolores y molestias corporales repentinas

5) Autocomplacencia, ligado a la falta de autoanálisis y ausencia de espíritu crítico.

Todos estos signos forman parte de una trampa y desafortunadamente se convierten en un modo de vida donde el resultado final, según los estudios, es sufrir Alzheimer y demencia.

Los especialistas consideran que para abandonar la soledad persistente, luego de tomar consciencia de ella, es esforzarse en mejorar la vida social. Conocer a más personas, salir de casa y contactar con familiares y amigos forman parte de los pasos. También es saludable tener una mascota, desarrollar pasatiempos o formar parte de trabajos sociales.

Aquella frase que afirma: “es mejor estar solo que mal acompañado”, no solo se basa en las malas experiencias del amor, sino también en aprender a disfrutar de la autocompañía. Cuando gozas de ti mismo, no hay sentimientos de soledad.

En esta nota

salud mental

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain