Por qué la ciencia no está convencida de los beneficios de los alimentos fermentados

La Asociación Científica Internacional de Probióticos y Prebióticos pidió no caer en las listas de los "mejores superalimentos" que clasifican a los fermentados en un lugar destacado porque aún no confirman su eficacia

La ciencia no está clara de las facultades de los alimentos fermentados

El yogur es uno de los alimentos fermentados más destacados. / Foto: Racool_Studio - Freepik.

La ciencia todavía necesita confirmar los supuestos beneficios de los alimentos fermentados que contienen probióticos como el yogur, el chucrut, el kéfir, el kimchi y la kombucha, refiere el portal Medical Xpres.

Cómo y por qué funcionan algunos (no todos) los alimentos fermentados es todavía un misterio, que parece desvelarse en poco tiempo, apunta el portal.

Se conoce que el kéfir, kimchi y kombucha pueden ayudar a su intestino, debido a su supuesto contenido de microorganismos vivos que ayudan a restablecer el equilibrio del sistema digestivo. No obstante, los científicos de la nutrición piden mirar más allá de las etiquetas de “probióticos” y “prebióticos” para seleccionar los alimentos fermentados adecuados.

La Asociación Científica Internacional de Probióticos y Prebióticos (ISAPP) advirtió en enero pasado (declaración de consenso publicada en la revista Nature Reviews Gastroenterology & Hepatology) a no caer en las listas de los “mejores superalimentos” que clasifican a los fermentados en un lugar destacado.

La ciencia todavía no es clara sobre los beneficios nutricionales específicos de este tipo de alimentos, y la organización pide más ensayos controlados aleatorios para confirmar algunos de los efectos prometedores que los investigadores han visto en los laboratorios.

Cómo se ha definido a un alimento “biótico”

Su intestino es el hogar de billones de microorganismos. Mientras que un antibiótico inhibe o destruye los microorganismos, un prebiótico es una fibra no digerible que alimenta a las bacterias buenas, refiere el portal Medical Xpress.

Los alimentos fermentados que contienen probióticos como el yogur, el chucrut, el kéfir, el kimchi y la kombucha contienen microorganismos vivos que se sabe que restablecen el equilibrio del sistema digestivo.

Los microbios y su material genético se conocen como microbioma intestinal, que es un centro de control del sistema inmunológico.

Cuando comes demasiados alimentos procesados, bebes alcohol en exceso y no haces ejercicio, el microbioma se deteriora.

La disbiosis, un desequilibrio microbiano intestinal, puede tener un papel en las enfermedades cardiovasculares y los trastornos cardiometabólicos como la diabetes tipo 2. Por lo tanto, tener un microbioma intestinal saludable ayuda al resto de ustedes a mantenerse saludables.

“Hay cepas de bacterias en su intestino que son buenas y otras que son malas”, dijo Christopher Gardner, científico en nutrición de la Universidad de Stanford en California.

“No puedo decirte qué comer hoy por las bacterias buenas, malas o faltantes que hay en tu cuerpo. Pero hay que estar atentos, porque estamos empezando a desentrañar algunos de los misterios”, advirtió.

En esta nota

dieta saludable

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain