Qué es un alimento de diseño y en qué nos benefician

La industria de los comestibles manipula ciertos alimentos agregándole sustancias para que cumplan una función específica en nuestro organismo

El yogurt es un alimento de diseño que equilibra nuestra flora intestinal. / Foto: Freepik

El yogurt es un alimento de diseño que equilibra nuestra flora intestinal. / Foto: Freepik

¿Habías escuchado hablar sobre los alimentos de diseño? Aunque para algunos pueda sonar como algo novedoso, lo cierto es que una parte de los productos que solemos comprar en los supermercados están elaborados intencionalmente para cumplir una función específica en nuestro organismo y contribuir de esta forma a nuestro bienestar.

Se le denomina como alimentos diseñados a estos tipos de comestibles porque están producidos de forma planificada para ajustarse a determinados requerimientos, refiere la publicación científica esCiencia.

Asimismo, para producir este tipo de alimentos, la industria alimentaria se fundamenta en conocimientos que provienen de la química, la física, la biología, la nutrición y la dietética.

Conoce la variedad de alimentos de diseño

  • Alimentos enriquecidos: Estos alimentos son aquellos a los que se les incorpora algún aditivo como sal yodada o fluorada, vitaminas; uno o varios nutrientes que se conoce son deficitarios en la población de una localidad o país. Un ejemplo de estos alimentos son las harinas y bebidas lácteas.
  • Alimentos orgánicos: También llamados ecológicos o biológicos, estos alimentos son productos agrícolas o agroindustriales producidos con técnicas que involucran la protección del medio ambiente, evitando el uso de pesticidas, agroquímicos, hormonas y antibióticos. Un ejemplo de estos alimentos, son las carnes, vegetales y frutas.
  • Alimentos transgénicos: Son alimentos resultantes de una alteración genética en su materia prima. El arroz dorado es un ejemplo y se modifica genéticamente para que produzca betacarotenos, una sustancia precursora de la vitamina A.
  • Alimentos probióticos: Son productos que contienen microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino, contribuyendo al equilibrio de la flora intestinal y potenciando el sistema inmunológico. Los productos fermentados con lactobacilos y bifidobacterias forman parte de esta categoría, donde el yogurt es un ejemplo.

Alimentos diseñados por la naturaleza:

También existen comestibles que de forma natural poseen beneficios sobre una o varias funciones específicas de nuestro cuerpo, como estos dos grupos que te mencionamos a continuación:

  • Alimentos prebióticos: Son alimentos que contienen carbohidratos no digeribles conocidos como fibra alimentaria. Sirven para estimular el crecimiento o la actividad de algunas cepas de la flora intestinal. Son considerados promotores de vida. La avena es un ejemplo.
  • Aceites vegetales: Los mejores ejemplos son el aceite de maíz y el de canola, los cuales poseen vitamina E y propiedades antioxidantes que retrasan el envejecimiento y estimulan el sistema inmune, previniendo enfermedades cardiovasculares y el cáncer.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain