¿Ansiedad? Escribir con tu mano NO dominante puede ayudar

La ansiedad es síntoma de un trastorno profundo que puede desencadenar emociones como miedo, fobias y ataques de pánico. Un buen tratamiento para aliviarla es escribir con la otra mano

escribir

Si eres diestra, usa la mano izquierda; si eres zurda, usa la mano derecha. / Foto: Unsplash

Cuando la vida de una persona cambia de manera inesperada puede desencadenar la ansiedad, que es síntoma de un trastorno que provoca miedo, fobias y hasta ataques de pánico. Su tratamiento requiere el uso de diversas herramientas para encontrar tranquilidad, como la meditación, la respiración y la terapia psicológica. En este sentido, escribir con tu mano NO dominante es una estrategia que puede ayudarte a controlar la ansiedad. Te explicamos por qué.

Infidelidad y ansiedad

Una pareja infiel puede causar Síndrome de Estrés Postraumático, según una consejera matrimonial.

Utilizar la escritura para enfrentar tus pensamientos más honestos es una forma de ejercitar la atención plena o mindfulness, y si añades el reto de utilizar tu mano NO dominante el ejercicio puede ser más fructífero para tranquilizarte.

La oradora Rachel Ricketts describe esta práctica en su nuevo libro Do Better: Spiritual Activism for Fighting and Healing From White Supremacy. Ricketts sugiere que la escritura consciente con la mano con la que habitualmente no escribes puede ayudarte a escribir con intención y, por ende, esas palabras resonarán en tu conciencia más profundamente.

Empieza bien el día

3 posturas fáciles de yoga que puedes hacer en la cama

Cómo hacer el ejercicio

escribir
Este ejercicio de escritura puede ayudar a tranquilizarte. / Foto: Unsplash
  1. Busca un lugar tranquilo para la reflexión y hazte de unos minutos sin interrupciones. Consigue papel y lápiz o bolígrafo.
  2. A partir de una pregunta, reflexiona sobre un tema que te provoque inquietud o ansiedad. Por ejemplo: ¿Cuál es mi mayor miedo o frustración sobre…? Y tómate unos minutos para razonar al respecto.
  3. Ahora toma el lápiz o bolígrafo con la mano con la que no escribes habitualmente, es decir, si eres zurda lo tomarás con la mano derecha; si eres diestra, con la mano izquierda.
  4. Trata de escribir con esa mano en el papel los pensamientos, las emociones o imágenes que surgieron durante los minutos que reflexionaste en la pregunta; no te preocupes por el resultado, sólo inténtalo.
  5. Al terminar, trata de leer lo que escribiste en la hoja de papel y hazte consciente de que este ejercicio te ayudará a sacar de tu cabeza los pensamientos que te producen ansiedad, así como a abandonar la necesidad de perfección que a menudo acompañan a los ejercicios de mindfulness.

Dato curioso

Los hombres son menos fértiles ahora que hace 50 años. Descubre por qué.

Síntomas del trastorno de ansiedad

Sentir ansiedad puede ser una reacción normal ante una situación de estrés, pero cuando se hace crónica y abrumadora se habla de un trastorno de ansiedad. Según Medline Plus, un trastorno de ansiedad se reconoce con los siguientes síntomas:

  • Pensamientos o creencias ansiosos difíciles de controlar que causan inquietud y tensión e interfieren con la vida diaria. No desaparecen y pueden empeorar.
  • Latidos cardíacos fuertes o rápidos, dolores y molestias inexplicables, mareos y falta de aire.
  • Cambios en el comportamiento, como evitar actividades cotidianas que solía hacer.

Hay tres tipos principales de trastornos de ansiedad: el trastorno de ansiedad generalizada que se presenta diariamente durante al menos seis meses; el trastorno de pánico en el que se presentan episodios de miedo intenso sin razón aparente; y las fobias hacia algo que implica poco o ningún peligro real.

En esta nota

técnicas de mindfulness

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain