Cómo evitar que tus hijos se vuelvan adictos al teléfono celular

Existe una serie de técnicas que puedes aplicar para controlar el escenario

adictos al teléfono celular

Foto: Pexels

Nadie puede negar los vertiginosos avances de la tecnología y lo necesaria que se ha convertido. En especial cuando hablamos de los teléfonos inteligentes, tablets y computadoras portátiles, dispositivos que actualmente son imprescindibles.

Pero así como son beneficiosos también tienen su parte perjudicial, sobre todo con los más pequeños de la casa. Su constante uso afecta la concentración, socialización y el autocontrol de los niños.

Asimismo, los especialistas aseguran que ellos son los más vulnerables a convertirse en adictos, lo cual entorpece su desarrollo emocional.

Quizás estén viendo videos educativos o entreteniéndose con canciones infantiles. A simple vista luce fantástico, pero cuando empiezan a irritarse porque les quitas el teléfono para que coma o realice alguna otra actividad, el panorama se complica.

El neuropsicólogo Álvaro Bilbao explica en su sitio web que “quitarle el móvil al niño y prohibirle que lo vuelva a utilizar es efectivo desde lo práctico, pero realmente no va a entender tu brusquedad”.

Tus hijos pensarán: ¿Por qué ayer podía usar el teléfono celular y hoy no? Causando una confusión donde “experimentarán una especie de síndrome de abstinencia difícil de sobrellevar (tanto por el niño como por el resto de la familia)”. aseguró Bilbao.

adictos al teléfono celular
Foto: Freepik

Existe otra serie de técnicas que puedes aplicar para controlar el escenario, sin necesidad de causarle frustraciones ni provocar un distanciamiento amoroso.

6 claves evitar que tus hijos se vuelvan adictos al teléfono celular

1) Explícale con paciencia

Dependiendo de la edad y comprensión debes ayudarlo a entender que no puede pasar todo el día sumergido en la tecnología.

Por ejemplo, no es recomendable que mientras coma use los dispositivos, ya que al entretenerse puede perder el apetito. Es una realidad que necesita entender.

2) Sácalo de la rutina

Por lo general los niños usan la tablet y teléfono celular por rutina y costumbre. Allí es cuando debes reinventarte y diseñar planes diferentes para su entretención.

Llévalo al parque, a casa de la abuela, a compartir con sus amigos, entre otras actividades. La idea es que su diversión no dependa de estos artefactos.

3) Quítalos de su vista

Si quieres evitar que tu hijo esté enganchado todo el día al teléfono celular, lo mejor es guardar el dispositivo.

Cuando son pequeños se motivan a través de lo visual, por lo que al no apreciarlo con sus ojos podría olvidar que existe.

adictos al teléfono celular
Foto: Freepik

4) Sé un ejemplo

Y en este caso aplica como un gesto de solidaridad. Si ellos te ven enganchado todo el día al teléfono celular querrán hacer lo mismo porque lo codificarán como algo normal.

Pero si aprendes a moderar su uso, será más sencilla la tarea de regulárselo.

5) Ayúdalo a ser creativo para entretenerse

No todo en la vida es la tecnología. Se puede salir a correr, saltar la cuerda, jugar a la pelota, armar un rompecabezas y un sinfín de actividades con las que todo niño puede crecer.

Enséñale a tu hijo a usar su creatividad para entretenerse de diferentes maneras, no solo con el teléfono celular.

6) Juega con él

Pasa tiempo de calidad con tu hijo. Es prioritario para su sano crecimiento emocional y personal, y también para que se entretenga sin pensar en la diversión de una pantalla.

adictos al teléfono celular
Foto: Pexels

En esta nota

crianza de los hijos salud mental

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain