Cómo mantener tus pies suaves e hidratados aún en invierno

Desde humectarlos a diario con una crema, hasta exfoliarlos una vez a la semana, son algunos de los consejos que te ayudarán a tener esa parte de tu cuerpo hidratada

Un buen masaje ayudará a la circulación. / Foto: Freepik.

Un buen masaje ayudará a la circulación. / Foto: Freepik.

Los pies son siempre un motivo de preocupación, y no sólo por un tema de salud, que es una prioridad, claro está, sino también por su textura y apariencia, y más en invierno, que suelen resecarse tanto como otras partes del cuerpo.

Es por ello que te hemos traído una serie de consejos publicados por el portal Mejor con Salud para que los pongas en práctica desde ya, y puedas mantener esos pies lindos, suaves e hidratados.

Siempre secos

Debes asegurarte de tener tus pies siempre secos para evitar la aparición de hongos, y para lograrlo solo tendrás que seguir estos sencillos pasos:

  • Usa zapatos de materiales naturales que permitan que la piel transpire.
  • Evita usar el mismo par de zapatos durante varios días seguidos.
  • Sécate siempre los pies después de ducharte.

Uñas bien cortadas

La forma en la que te cortas las uñas es muy importante para evitar te puedas lastimar. Para ello tendrás que seguir estas recomendaciones:

  • Corta las uñas en línea recta, no redondeada.
  • No las cortes demasiado o acabarás provocando uñas encarnadas o infecciones.
  • No retires la cutícula. Si es necesario, empújala hacia la base de la uña con una espátula especial para ello y listo.

Trata la infección

Si tienes un dedo lastimado por una uña encarnada, te sugerimos el siguiente tratamiento en casa para evitar males mayores:

  • Coloca tus pies en agua tibia con sal durante unos 15 o 20 minutos para desinfectar la herida.
  • Usa hilo dental para hacer palanca y lograr levantar la uña ligeramente: de tal modo que podrás limpiar la zona afectada con un anticéptico.
  • Repite el procedimiento hasta que la uña vuelva a la normalidad. No obstante, si observas que el enrojecimiento y la inflamación que hay alrededor de la uña encarnada son fuertes, no te automediques y acude a un médico.

Baño de bicarbonato

Los baños de bicarbonato en los pies harán que luzcan sanos y los talones estén siempre suaves.

  • Para que sea verdaderamente efectivo, tendrás que hacerlo una vez por semana durante períodos de 15 o 20 minutos.
  • Podrás usar también ingredientes como la sal común, aceites esenciales e infusiones herbales.
  • Después del baño, usa una piedra pómez o exfoliante para eliminar la piel áspera de los pies y listo.

Humecta tus pies

Las cremas humectantes para los pies son tan necesarias como las de las manos y la cara, así que no dejes de aplicarla.

  • Opta por productos que incluyan componentes que ayuden a suavizar la piel como son la dimeticona, lanolina y vaselina, e ingredientes hidratantes tales como glicerina y lecitina.

Masajea tus pies

Los masajes en los pies son beneficiosos debido a que activan la circulación y te ayudan a deshacerte de la fatiga.

  • Dedica al menos 5 minutos al día. Puedes usar un buen masajeador especial para pies.
  • Rueda por el suelo una pelota como la de tenis para activar la circulación.

Exfolia tus pies

De la misma forma como te exfolias la cara, también debes hacerlo con los pies. Esta solución puede ser útil en ambos casos.

  • Mezcla aceite corporal y unas cucharadas de azúcar.
  • Aplícalo sobre los talones o las zonas que desees exfoliar mediante un suave masaje.

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain