Consejos de la disciplina de Yoga para lograr un sueño reparador y profundo

Tomar un baño templado antes de acostarse, así como evitar emociones violentas y comidas pesadas le ayudarán a dormir mejor

Más que cantidad, la calidad priva a la hora del sueño. / Foto: Freepik.

Más que cantidad, la calidad priva a la hora del sueño. / Foto: Freepik.

Ni mucho ni poco. En el Hatha-Yoga, una disciplina del Yoga que se enfoca en mejorar el rendimiento físico de quienes lo practican, tanto el exceso de sueño como el de vela resultan perjudiciales para la salud del organismo.

Y entre las normas higiénicas complementarias de la práctica del Hatha-Yoga, el sueño reviste la mayor importancia, refiere el libro Manual Práctico de Yoga.

“Quien practica el Hatha-Yoga y desea seguir con provecho su disciplina debe dormir aproximadamente 9 horas al día, acostándose preferentemente a las diez de la noche y levantándose hacia las siete de la mañana”, señala el manual.

Asimismo, destaca que para esta disciplina, más importante que la cantidad de sueño es la calidad: “para ser auténticamente reparador para el cuerpo y el espíritu debe ser tranquilo, profundo e ininterrumpido, con los músculos casi relajados, sin sueños ni pesadillas”.

Finalmente, para obtener un sueño profundo y reparador los estudiosos del Yoga ofrecen los siguientes consejos:

  • La habitación debe estar aislada, silenciosa, recogida y moderadamente fresca, con un mobiliario sencillo y las paredes pintadas en tonos suaves.
  • Acostarse con ánimo tranquilo, los nervios disentidos, el espíritu libre de preocupaciones y pensamientos obsesionantes, el cuerpo no excesivamente cansado y el estómago ligero; para ello, evítense por la noche los espectáculos excitantes, las emociones violentas y las comidas y bebidas abundantes.
  • Antes de acostarse, tomar un baño templado y una bebida templada y azucarada.
  • La cama no debe ser excesivamente blanda ni los cobertores pesar mucho.
  • descansar preferentemente (excepto contraindicaciones especiales) sobre el costado derecho.

El Manual práctico de Yoga refiere que estas recomendaciones son simples normas de higiene que también se sugieren en el mundo y que no resultan extrañas. “No es difícil observarlas y aplicarlas: no olvidemos que al sueño le están confiadas, en buena parte, las funciones de recuperación de las energías perdidas y de regeneración de los tejidos destruidos”.

Asimismo, señala que un buen sueño es factor de conservación de la salud, de equilibrio psico-físico, de rejuvenecimiento de los tejidos y de longevidad.

En esta nota

dormir bien Yoga

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain