Cómo se produce la celulitis y qué estrategias son las mejores para evitar que aparezca

La genética, una vida sedentaria, el estrés y una mala circulación son algunos de los culpables de esa antiestética piel de naranja

Combatir la celulitis es una tarea de cambio de hábitos. / Foto: Freepik

Combatir la celulitis es una tarea de cambio de hábitos. / Foto: Freepik

Conocida popularmente como piel de naranja, la celulitis o hidrolipodistrofia es la acumulación de agua, grasas y toxinas debajo de la piel, dando un aspecto antiestético en las partes bajas de nuestro cuerpo.

Una de las características de la celulitis, que afecta al 95% de las mujeres, es la hipertrofia del tejido adiposo, refiere el libro Anti-celulitis, de Florence Rémy.

El tejido adiposo se compone de un conjunto de células conocidas como adipocitos que desempeña dos tareas, la de almacenar las grasas de nuestro cuerpo, conocida como lipogénesis; y la de eliminar las grasas o lipólisis.

Si hay algún desequilibrio: una aceleración en el almacenamiento de las grasas y la desaceleración de la eliminación de estas; los adipocitos comienzan a acumular grasas y se hipertrofian, hasta multiplicar su tamaño por cien.

Consecuencia de esto, las células grasas comienzan a comprimir los vasos sanguíneos y linfáticos, cuya actividad, al verse obstaculizada, se retrasa, apareciendo así nódulos en la superficie de la piel, lo que conocemos como celulitis.

La celulitis puede diseminarse en toda la parte inferior del cuerpo, o localizarse en muslos, caderas, glúteos o abdomen.

Qué produce la celulitis y cómo evitar que aparezca

Existen algunos factores como el sexo de la persona, las hormonasy su herencia genética que favorecen la aparición de esta antiestética condición de nuestra piel, y que no podemos evitar.

No obstante, hay otras causas como una mala circulación, dietas yoyo, sedentarismo, estrés y cigarrillo que sí podemos enfrentar con unos cambios en nuestro estilo de vida. A continuación las causas más comunes de la aparición de la celulitis:

  • El sexo: El cuerpo femenino es más rico en adipocitos que el del hombre.La mujer contieneun 23% de grasas, mientras que el hombre posee entre un 10 a un 15% de grasa. Asimismo, mientras que en el sexo femenino la grasa se reparte en los glúteos, las caderas, los muslos y el vientre; en el hombre aparece más arriba (tipo androide) y más tardíamente, refiere el libro Anti-celulitis.
  • Herencia genética: Hay personas que tienen predisposiciones genéticas a la obesidad y a la celulitis.
  • Mala circulación: Las piernas con varices y arañas vasculares indican una insuficiencia circulatoria, la cual favorece la aparición de nódulos. En este caso, debemos consultar a un médico y seguir sus recomendaciones para mejorar esta condición.
  • Hormonas: Las hormonas, sobre todo los estrógenos, ejercen una acción directa sobre el tejido adiposo. En la adolescencia, su secreción se hace todavía de manera anárquica, lo que favorece la fabricación de grasas. Durante el embarazo y la lactancia, el tejido adiposo cambia. Por último, en la menopausia, lo trastornos hormonales favorecen el desarrollo adiposo de tipo androide, refiere el libro.
  • Dietas yoyo: Un peso estable permite controlar el desarrollo de la celulitis; por el contrario, esas dietas en las que pierdes peso de forma muy rápida, ganándolo al poco tiempo, incitan al cuerpo a almacenar las grasas en previsión de los periodos de carencia, siendo una de las causas de la aparición de la celulitis.
  • Sedentarismo: Muchas horas frente a la pantalla de la computadora, así como días enteros sin caminar ni oxigenarse retrasan los intercambios y la celulitis aparece con toda seguridad. Así que hacer ejercicios.
  • Estrés: Está médicamente probado que al intervenir sobre el cortisol y las catecolaminas, el estrés favorece el almacenamiento de grasas. Lo ideal es incluir en nuestra vida actividades como el yoga que nos ayuden a controlar el estrés.
  • Fumar: El cigarro agrava los problemas de circulación sanguínea relacionados con la aparición de acumulaciones en los tejidos, por lo que debemos dejar el cigarrillo si queremos atacar la celulitis.

En esta nota

celulitis

Recibe gratis todas las noticias en tu correo

¡Muchas gracias! Ya estás suscrito a nuestro newsletter

Más sobre este tema

Contenido Patrocinado

Enlaces patrocinados por Outbrain